Inicio Noticias Nuevas Normativas para Tarjetas de Credito en EEUU

Nuevas Normativas para Tarjetas de Credito en EEUU

Compartir

Tarjetas de Créditos

Fed modificó normas para tarjetas de crédito

La Reserva Federal aprobó ayer la mayor reforma a la industria de tarjetas de créditos en décadas. La nueva regulación podría forzar a los operadores de plásticos a renunciar a miles de millones de dólares en cobros de intereses anuales.

Las normas, que entrarán en vigencia en julio de 2010, imponen estrictos nuevos estándares de información a las compañías de tarjetas de crédito y prohibe prácticas de precios que han sido criticadas por exponer a los clientes a costos imprevistos.

Pero las nuevas regulaciones podrían llevar a las compañías de tarjetas a elevar sus precios, ya que el nuevo régimen podría reducir los pagos de intereses anuales por hasta US$ 10 mil millones, de acuerdo con un estudio de la firma legal Morrison & Foerster.

El mayor costo de la deuda de la tarjeta de crédito podría tener consecuencias en el gasto de los consumidores estadounidenses, que cayó 1% en octubre, el mayor descenso desde los ataques del 11 de septiembre. El director ejecutivo de la Asociación de Banqueros Estadounidenses, Edward Yingling, afirmó que “las fuertes regulaciones anunciadas hoy (ayer)… no tienen precedentes en su alcance y señalan el comienzo de una nueva estructura de mercado para las tarjetas de crédito”.

Las nuevas reglas han sido bienvenidas por grupos de consumidores y legisladores, quienes aseguraron que proveen la reforma que se necesitaba de manera urgente.

Las compañías no podrán, por ejemplo, aumentar las tasas de interés en balances existentes, sino que sólo en nuevas tarjetas y compras futuras. Las reglas también requieren que los prestamistas entreguen a los clientes más tiempo para pagar sus cuentas y exige mayores anuncios cuando se produzcan cambios a las tasas de interés para préstamos futuros. Los prestamistas advirtieron que al restringir su habilidad de modificar el precio de los préstamos a clientes riesgosos, los estándares de crédito más estrictos podrían dejar a las tarjetas de crédito fuera del alcance de 45 millones de consumidores.

Fuente: El Diario