Inicio Noticias NFC ¿la muerte de la billetera?

NFC ¿la muerte de la billetera?

Compartir

El futuro estará libre de largas filas para comprar y pagar artículos o servicios, o bien realizar trámites, con la nueva tecnología NFC (Near Field Communications, o Tecnología Inalámbrica de Corto Alcance), ya disponible en una gran variedad de teléfonos inteligentes.

Se trata de un mecanismo innovador incorporado a los teléfonos móviles y tabletas de última generación que volverá más prácticas, seguras y fluidas diversas transacciones cotidianas. ¿Desea pagar un boleto del transporte público, una entrada para un concierto, hacer una transferencia de dinero, o hacer distintas compras en diversos establecimientos sin necesidad de cargar con su billetera?

Para eso y más sirve el NFC: es una billetera virtual que hace posible realizar pagos, enviar o recibir dinero, hacer una reservación en un restaurante (o pedir a domicilio) y hasta descargar y guardar cupones de descuento de una forma segura, fácil y conveniente.

La tecnología NFC, que ya se usa cotidianamente para pagos móviles en las grandes ciudades del mundo (ya es una realidad en Singapur, Estados Unidos y el Reino Unido, por ejemplo), agiliza de forma segura actividades comerciales y de transporte en centros urbanos en los que los consumidores requieren estar cada vez más conectados, ahorrar tiempo y mejorar su calidad de vida.

El sistema ya se encuentra en tarjetas de transporte o de crédito o débito, dispositivos electrónicos, etiquetas de bibliotecas, y funciona transfiriendo datos de forma fácil y rápida sin que sea preciso sincronizar los aparatos involucrados.

Los nuevos equipos y plataformas que trabajan con NFC permiten la conexión y transmisión de datos en segundos mediante una identificación de radiofrecuencia, sin cables, conexiones físicas ni configuraciones adicionales: sólo se debe aproximar el teléfono con la terminal de pago, con el producto, el catálogo inteligente o control de acceso.

Las posibilidades que ofrece la tecnología NFC han impulsado el desarrollo de diferentes aplicaciones para utilizarla y recientemente se han lanzado al mercado muchos teléfonos inteligentes y tabletas que lo contienen.

nfc

Para poder usar NFC se necesita un teléfono con esta tecnología, donde se podrá intercambiar información como fotos, documentos, etc. En los casos donde se maneja información sensible será necesario un SIM NFC de su operadora móvil que le ayudará a mantener su información segura. En los países donde ya está en uso, los usuarios deben contactar a su proveedor de servicios para descargar la tarjeta bancaria o de transporte en tu teléfono. Al igual que con otras tecnologías que manejan información sensible es preciso utilizar aplicaciones autorizadas y una clave para proteger los pagos.

Gemalto es el líder en tecnología NFC, con más de 50 proyectos alrededor del planeta. La empresa es líder mundial en seguridad digital (sus clientes son más de 450 operadores de redes móviles y 3000 instituciones financieras). Gemalto tuvo un papel crucial en el primer empleo comercial del sistema, que se aplicó en Francia en mayo de 2010. Desde ese momento, los operadores de telefonía móvil, bancos y empresas de transporte no se han detenido en el intento de enriquecer las experiencias de los consumidores al pagar o adquirir productos sólo acercando su smartphone a una terminal de NFC.

¿Cómo será el futuro con tecnología NFC?

En tiendas: su celular le permitirá conocer ofertas y/o promociones, acumular puntos y obtener descuentos. En el doctor: será posible agendar citas, llevar consigo su historial médico y beneficiarse con equipos y apps especializados a través de la tecnología NFC. En el carro: su automóvil se comunicará con su smartphone mediante NFC y podrá abrirlo, arrancarlo, o abrir la cajuela sin necesidad de una llave.