Inicio Noticias Marcet: “Sin tensión, no hay innovación en las empresas”

Marcet: “Sin tensión, no hay innovación en las empresas”

Compartir

El experto dio luces para incorporar I+D+i en las firmas.

Xavier Marcet es presidente de Lead to Change, una consultora especializada en llevar a cabo proyectos de innovación y estrategia para empresas, universidades y organizaciones públicas.
Xavier Marcet es presidente de Lead to Change, una consultora especializada en llevar a cabo proyectos de innovación y estrategia para empresas, universidades y organizaciones públicas.

En el marco del seminario “Estrategia e Innovación: el desafío de la agilidad en las empresas”, organizado por el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, el destacado consultor español y presidente de Lead to Change, Xavier Marcet, entregó luces sobre cómo gestionar la innovación en los negocios por medio de un repaso de los casos de éxito de firmas como Apple, IBM y Siemens. “Sin tensión, no hay innovación en las empresas”, enfatiza y dice que innovar es crear valor. Sin embargo, explica, lo más difícil no es crear nuevos productos, sino desprenderse de aquellos que te han dado un éxito, el cual se ha ido desvaneciendo. “Eso es lo que genera más tensión”, explica.

Menciona que otro gran tema para las compañías viene cuando hay que compaginar la contingencia del día a día con las propuestas de innovación pues, finalmente, el primero es el que financia los sueldos a fin de mes. “Además, hay que ver a quién pongo innovar: ¿Los que me generan mejores resultados o los que tienen más tiempo libre? es un verdadero lío”, afirma. Sin embargo, continúa que también se debe considerar que la innovación es la que te sostendrá en años venideros.

Empresas ágiles?

“La agilidad es algo que las grandes empresas están tratando de traer de vuelta”, visualiza el experto, pues se trata de uno de los problemas de la falta de competitividad. Por eso, “ellas están haciendo algo inteligente y están tratando de rodearse de startups”, las cuales no compran el primer día, sino que gestionan un espacio en el que puedan relacionarse. “La idea es que en esta relación el pequeño no se olvide de que está siendo emprendedor e innovando y que el grande no pretenda burocratizar al pequeño. Sin espacio, esto no funciona”, analiza.

Por último, el experto explica que la innovación es el volante de la empresa que la lleva a dónde quiere ir y que, para fomentarla, también es importante ser humilde y comprender que existe inteligencia afuera de la compañía. Además, advierte, que los resultados no siempre serán los esperados, pues “no hay innovación sin riesgo pero, sin duda, el gran riesgo es no innovar”.

Fuente: DF.