Inicio Noticias Los mexicanos desconfian de los pagos con tarjetas bancarias

Los mexicanos desconfian de los pagos con tarjetas bancarias

Compartir

Tarjetas de CréditoLa aceptación de las tarjetas bancarias como medio de pago en los comercios mexicanos es muy limitada, según ha declarado el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens. El presidente de la autoridad monetaria ha señalado como causa principal la baja seguridad que ofrece Internet para realizar transferencias, y propuso soluciones al problema basadas en la utilización de nuevas tecnologías.

En el marco de la XI Conferencia Internacional de Sistemas de Pago “El mundo digital”, el gobernador ha especificado que la falta de acceso a las cuentas de Internet seguras compromete las transacciones bancarias, por lo cual la mayoría de los comercios no se fían y no propician la utilización de las tarjetas de crédito y de débito como forma de pago de sus clientes. Asimismo, ha señalado que en su país, por cada 1.000 habitantes hay apenas cinco establecimientos comerciales en los que se admita esta herramienta, mientras que, por ejemplo, en Brasil son 27 y en España 33 los negocios que cuentan con este servicio por el mismo número de ciudadanos.

El banquero central señaló que, como respuesta a este escenario, las autoridades bancarias de México recurrirán a la tecnología para promover la agilidad y la seguridad de las transacciones.

Carstens ha recordado que desde diciembre del año pasado se admite la utilización de cuentas móviles bancarias, que permiten que las operaciones se lleven a cabo a través de los teléfonos móviles. También vaticinó que, en un futuro próximo, estas transacciones consistirán en algo tan sencillo como enviar un mensaje de texto. Igualmente, reveló que varias instituciones financieras, tales como las mexicanas Banamex, Bancomer y Banorte y las españoles BBVA y Santander ya disponen de estos servicios.

Por su parte, el director de operaciones de banca central del Banco de México, Davis Margolín, ha declarado que, para el próximo mes de septiembre, el tiempo de duración de todas las transferencias electrónicas se habrá reducido de 20 a cinco minutos. Sin embargo, aclaró que la meta es que, para junio de 2011, estas operaciones se realicen en tan sólo un minuto. No obstante, ha aclarado que esto acarreará mayores costos tecnológicos y operativos a los bancos. Margolin mencionó que, actualmente, las operaciones realizadas a través del Sistema de Pagos Electrónicos (SPEI) tardan aproximadamente 10 minutos.

Fuente: americaeconomia.com