Inicio Noticias Los Medio de Pago del Futuro

Los Medio de Pago del Futuro

Compartir

Pagos MóvilesFuente: El Mercurio (Edición Impresa)

Teléfonos móviles con un chip especial que permitirán comprar en el comercio; pantallas táctiles en carros de supermercados y compras online más seguras son algunas de las novedades. Aunque los operadores internacionales reconocen a Chile como un buen mercado para probar nuevas tecnologías, las empresas locales privilegian por ahora la seguridad de sus clientes. 

Biff Tannen, el antagonista de la película “Volver al Futuro”, se sube a un taxi y para pagarlo pone su huella digital en una máquina. Es 1989, y en las salas de cine los espectadores de entonces quedan asombrados.

Veinte años después la imagen ya no es novedosa. En Chile el sensor de la huella se usa en bancos e isapres, las compras por internet se han masificado y el teléfono celular es parte de la vida diaria de millones de personas.

Los avances que cambiarán la vida de los consumidores no se detienen, y ya están en prueba tecnologías que están cambiando por completo la forma de llegar a los consumidores.

Los “Biff Tannen” del mañana tendrían una billetera digital, podrían pagar sin hacer filas y sin horario, recibirían ofertas personalizadas en tiempo real y comprarían por internet en forma segura.

En algunos países esos sueños comienzan a ser realidad. Corea, Japón, Estados Unidos, Canadá y algunos países de Europa llevan la delantera en los nuevos medios de pago y las tecnologías que apuntan a mejorar la experiencia de compra de los consumidores del futuro.

¿Y en Chile? (después del salto)

Jurgen Wassmann, director general de productos y nuevos canales de Visa para América Latina y el Caribe, asegura que nuestro país es un buen mercado para implementar tecnologías de pago. “Es un mercado muy avanzado, el perfil del consumidor es el de alguien con un alto nivel de educación y hay una buena bancarización”, dice.

Sin embargo, el gerente de marketing de Transbank, Ricardo Blumel, advierte que la llegada masiva de nuevos medios de pago a Chile debe estudiarse con detención, porque considera que el tema está “disperso” y que lo más relevante para los clientes locales es asegurarles comodidad, rapidez y seguridad.

Este último aspecto es clave. La mayoría de los nuevos medios de pago mantiene el uso de claves y busca evitar la entrega de datos a terceros, y aumenta los niveles de encriptación de las tarjetas y los chips de los celulares.

El celular paga todo

Existe un sistema de pago que permite olvidarse de esperar y hacer la fila. Es la tecnología “contactless”, o sin contacto, que consiste en instalar un chip -que tiene integrado un transmisor de radio- en los celulares para comunicarse en forma inalámbrica con los aparatos receptores del comercio.

Pensada en principio para los restoranes de comida rápida, el transporte y los cines, la máquina receptora de los locales tiene una antena que permite intercambiar la información y realizar el pago sin tener que usar la tarjeta plástica.

No es necesario pasar una banda magnética ni acercarse con el teléfono a una máquina, porque tiene la tecnología Radio Frequency Identification (conocida como RFId), que capta la información a una distancia similar a la del Tag de las autopistas.

Para hacer el pago, los usuarios ingresan una contraseña al celular y lo sostienen cerca del equipo receptor -que tiene una antena de corto alcance y está conectado al centro de procesamiento de datos- para enviar la información desde el teléfono. Cuando los datos son detectados se procesa la compra.

Este sistema se desarrolló en 2007 y actualmente funciona con Visa PayWave en Corea, Singapur e Inglaterra, entre otros países, y ya existen dos planes piloto en Latinoamérica: uno en Sao Paulo y otro en Guatemala.

Sobre su llegada a Chile, el director general de productos y nuevos canales de Visa para Latinoamérica, Jurgen Wassmann, dice que es conveniente esperar a que los teléfonos móviles tengan un costo más bajo. “También necesitamos que esté el dispositivo contactless, y en Chile no está disponible en este momento”, agrega.

TwitPay, la fórmula de pago de Twitter

Además de las aplicaciones para compartir fotos, publicar anuncios publicitarios o habilitar el servicio de alerta de mensajes, desde mediados del año pasado una de las herramientas de Twitter es la posibilidad de realizar pagos de hasta US$ 1.000 a través de esa red.

Se puede utilizar desde Chile, ya que el único requisito es ser usuario de Twitter y tener una cuenta online en PayPal (a través de www.paypal.com), para acceder al sistema gratuito que facilita el envío y recepción de dinero sin tener que compartir información financiera online.

El servicio cuesta menos de un dólar por cada transacción -con lo que los creadores de la red esperan ganar alrededor de US$ 1.000 millones al año- y permite vender o comprar contenidos digitales, iniciar campañas de ayuda social e incluso hacer regalos a los amigos.

Las novedades para Chile

Hace algunos días comenzó a funcionar el sistema de pago vía mensajes de texto Cuenta Móvil, de Entel y el Banco de Chile, que permite transferir dinero y pagar cuentas entre quienes sean clientes de esas dos empresas.

Pero eso parece ser sólo el comienzo del uso de los celulares como medio de pago en el país. Martín Cook, subgerente de nuevos productos de Entel, adelanta que la compañía está sondeando con empresas internacionales la posibilidad de traer la tecnología de pago sin contacto o “contactless” a Chile, y las opciones estarían entre instalar un chip con señal de radio dentro de los celulares, implementar un software o, la más básica, pegar un adhesivo para que el teléfono funcione como una tarjeta Bip, pero para todo tipo de compras.

Ricardo Blumel, de Transbank, cuenta que en los próximos meses la tarjeta RedCompra tendrá su primera salida del mundo físico y llegará a internet. Si bien no tiene una fecha exacta para el lanzamiento, afirma que en el primer trimestre operarán los primeros comercios y bancos con la tarjeta en webpay.

Además, Blumel adelanta que están trabajando en implementar el pago con tarjeta en sistemas de autoservicio, como comida rápida, bencina, transporte y venta de entradas. “No es tan novedoso, pero las máquinas de autoservicio se han ido extendiendo y queremos ofrecer nuestro medio de pago”, dice, y agrega que deberían comenzar a funcionar este año.

Asistente de compras en el supermercado

Si alguien va al supermercado y no encuentra la leche, el detergente o el jugo de la marca que necesita, la pantalla táctil Concierge -integrada al carro de compras- facilita la búsqueda.

Opera en Canadá y tiene un teclado para digitar el nombre o la marca del producto, y al ingresarlo la pantalla muestra el número del pasillo para encontrarlo. Para eso está conectada a una red interna en el supermercado, la que también permite conocer las ofertas de último minuto e incluso muestra recetas al buscar alimentos.

También funciona como asistente de compras. Los clientes pueden registrar sus datos y los productos que le interesan, para recibir alertar de descuentos y las ofertas del día cada vez que vayan a ese supermercado o cadena.

Hasta ahora sólo opera en Canadá y Estados Unidos, y se ha incorporado en algunas tiendas de ropa de esos dos países, aunque el objetivo de sus creadores es ampliar su aplicación a otras áreas del retail.

Compras online más seguras

Para aumentar las medidas de seguridad al comprar por internet y evitar que los usuarios ingresen sus datos por escrito al computador, Visa lanzó a fines de 2008 una tarjeta de crédito USB en Corea del Sur, que tiene incorporados los datos del dueño y las direcciones más frecuentes para el envío de productos.

No sólo sirve para el pago por Internet, porque en Corea algunas tiendas habilitaron el pago con USB en el local y, por otro lado, porque los operadores incorporaron un chip con tecnología de pago sin contacto o “contactless”, que permite pagar en las tiendas que tengan habilitado ese sistema.

Jurgen Wassmann, de Visa, explica que se eligió Corea porque es un país que va a la vanguardia con las innovaciones tecnológicas. “Es un país donde existen más de 500 mil teléfonos móviles habilitados para el pago de transporte”, dice, refiriéndose sólo a Seúl, la capital coreana.

Además, Wassmann asegura que las innovaciones que está probando la firma en distintos países apuntan a ofrecer “la mejor manera de pagar en el momento que quiera, como lo quiera pagar y a la hora que sea”.

Compras online con la misma seguridad de una tienda

Aunque existen varios métodos para reforzar la seguridad de las compras online, SmartSwipe es un aparato portátil que lee las tarjetas de crédito y asegura el mismo nivel de encriptación que la máquina de una tienda.

Para deslizar la tarjeta y que el dispositivo funcione se debe conectar al puerto USB de cualquier computador, y no necesita los datos ni claves.

Además, el aparato modifica los datos del usuario para impedir que otros programas o hackers puedan acceder a la información de quien está comprando.

Se distribuye en Estados Unidos y Canadá, con cinco operadores de tarjetas, y el único costo extra es comprar el dispositivo, que cuesta US$ 100. Sus fabricantes aseguran que se puede usar en Chile, aunque no despachan fuera de esos dos países.