Inicio Noticias Los dispositivos móviles llegan a las entidades financieras

Los dispositivos móviles llegan a las entidades financieras

Compartir
El sector bancario ha sido siempre uno de los más avanzados en lo que a implantación de nuevas tecnologías se refiere. Solo hace falta echar un vistazo a los presupuestos que destinan las entidades financieras a la adquisición de nuevas infraestructuras tecnológicas, para darse cuenta de la importancia que las TIC han llegado a alcanzar en este ámbito.
El resultado es evidente: la Banca se ha convertido en el principal impulsor económico de los países del mundo desarrollado y es quizá, el segmento más productivo en la actualidad. Desde luego, su modelo de negocio contribuye mucho a esta situación, pero la tecnología también ha repercutido de forma directa en su evolución, ya que ha hecho de las entidades financieras, empresas eficientes, con procedimientos internos ágiles y costes ajustados.
La virtualización, el Cloud Computing o el Software como Servicio (SaaS) han contribuido a la transformación de las entidades financieras y las han convertido en lo que, hoy en día, son. Pero, la tecnología avanza muy deprisa y los responsables de los departamentos de Sistemas de estas organizaciones deben estar muy atentos a las nuevas tendencias del mercado TI. Si no, corren el riesgo de quedarse rezagados y perder competitividad frente al resto de actores presentes en el mercado.
La movilidad y el software documental
Si hay una tendencia que está cobrando fuerza en los últimos meses y está permitiendo, a las compañías que deciden adoptarla, incrementar sus niveles de productividad, esta es la de la movilidad. Todo tipo de organizaciones están empezando a utilizar smartphones, tablet PC´s o netbooks para mejorar sus procesos internos y reducir al máximo sus costes productivos.
Hace algún tiempo que este tipo de dispositivos se introdujeron en las entidades financieras con el propósito de disminuir su consumo de papel y ofrecer a sus clientes un servicio de mayor calidad en el que los tiempos de respuesta estuvieran más ajustados. Sin embargo, son tan solo unas pocas las que se han dado cuenta de que las posibilidades que la movilidad ofrece pueden multiplicarse de forma significativa si se cuenta con el software documental apropiado.
Con un Tablet PC o un smartphone, cualquier directivo de un banco puede incrementar sus posibilidades de trabajar como si estuviese en la oficina cuando en realidad esté fuera de ella, lo cual supone un avance importante. Pero si a ese Tablet, smartphone o PDA le añadimos tecnología documental, los resultados pueden ser sorprendentes.
Beneficios reales
Pensemos, por ejemplo, en un cliente que llega a una oficina bancaria y decide abrir una cuenta corriente. El empleado de la sucursal le dará un contrato en papel que el futuro usuario del banco deberá leer y firmar. Ese documento tendrá después que ser digitalizado página por página y almacenado en la librería electrónica correspondiente. Un proceso arduo y costoso que puede simplificarse radicalmente.
¿Cómo? Si la entidad financiera en cuestión contase con dispositivos móviles y un software documental apropiado, podría ofrecer el mismo contrato al futuro cliente en formato digital. Este tendría la oportunidad de leerlo y firmarlo de forma electrónica. El usuario obtendría su copia impresa en el acto y el banco podría almacenar de forma automática ese documento en su gestor documental, lo que ahorraría tiempo, recursos y costes a la organización.
Muchas entidades financieras están utilizando tecnología documental y dispositivos móviles, pero no lo hacen de manera conjunta. A partir de su combinación, mejoramos la eficacia y los resultados que se obtienen de forma independiente con aplicaciones de este tipo. Una tendencia que el sector bancario no debería dejar escapar por las oportunidades que puede suponer para su negocio.
Fuente:financialtech-mag.com

El sector bancario ha sido siempre uno de los más avanzados en lo que a implantación de nuevas tecnologías se refiere. Solo hace falta echar un vistazo a los presupuestos que destinan las entidades financieras a la adquisición de nuevas infraestructuras tecnológicas, para darse cuenta de la importancia que las TIC han llegado a alcanzar en este ámbito.
El resultado es evidente: la Banca se ha convertido en el principal impulsor económico de los países del mundo desarrollado y es quizá, el segmento más productivo en la actualidad. Desde luego, su modelo de negocio contribuye mucho a esta situación, pero la tecnología también ha repercutido de forma directa en su evolución, ya que ha hecho de las entidades financieras, empresas eficientes, con procedimientos internos ágiles y costes ajustados.

La virtualización, el Cloud Computing o el Software como Servicio (SaaS) han contribuido a la transformación de las entidades financieras y las han convertido en lo que, hoy en día, son. Pero, la tecnología avanza muy deprisa y los responsables de los departamentos de Sistemas de estas organizaciones deben estar muy atentos a las nuevas tendencias del mercado TI. Si no, corren el riesgo de quedarse rezagados y perder competitividad frente al resto de actores presentes en el mercado.

La movilidad y el software documentalSi hay una tendencia que está cobrando fuerza en los últimos meses y está permitiendo, a las compañías que deciden adoptarla, incrementar sus niveles de productividad, esta es la de la movilidad. Todo tipo de organizaciones están empezando a utilizar smartphones, tablet PC´s o netbooks para mejorar sus procesos internos y reducir al máximo sus costes productivos.

Hace algún tiempo que este tipo de dispositivos se introdujeron en las entidades financieras con el propósito de disminuir su consumo de papel y ofrecer a sus clientes un servicio de mayor calidad en el que los tiempos de respuesta estuvieran más ajustados. Sin embargo, son tan solo unas pocas las que se han dado cuenta de que las posibilidades que la movilidad ofrece pueden multiplicarse de forma significativa si se cuenta con el software documental apropiado.

Con un Tablet PC o un smartphone, cualquier directivo de un banco puede incrementar sus posibilidades de trabajar como si estuviese en la oficina cuando en realidad esté fuera de ella, lo cual supone un avance importante. Pero si a ese Tablet, smartphone o PDA le añadimos tecnología documental, los resultados pueden ser sorprendentes.

Beneficios realesPensemos, por ejemplo, en un cliente que llega a una oficina bancaria y decide abrir una cuenta corriente. El empleado de la sucursal le dará un contrato en papel que el futuro usuario del banco deberá leer y firmar. Ese documento tendrá después que ser digitalizado página por página y almacenado en la librería electrónica correspondiente. Un proceso arduo y costoso que puede simplificarse radicalmente.

¿Cómo? Si la entidad financiera en cuestión contase con dispositivos móviles y un software documental apropiado, podría ofrecer el mismo contrato al futuro cliente en formato digital. Este tendría la oportunidad de leerlo y firmarlo de forma electrónica. El usuario obtendría su copia impresa en el acto y el banco podría almacenar de forma automática ese documento en su gestor documental, lo que ahorraría tiempo, recursos y costes a la organización.

Muchas entidades financieras están utilizando tecnología documental y dispositivos móviles, pero no lo hacen de manera conjunta. A partir de su combinación, mejoramos la eficacia y los resultados que se obtienen de forma independiente con aplicaciones de este tipo. Una tendencia que el sector bancario no debería dejar escapar por las oportunidades que puede suponer para su negocio.

Fuente:financialtech-mag.com