Inicio Noticias Los bancos españoles siguen apostando por la tecnología

Los bancos españoles siguen apostando por la tecnología

Compartir

Un estudio promovido por Infosys e IDC entre 14 entidades financieras destaca su preocupación por implantar reformas que repercutan en una mejor atención al cliente.

A pesar de la mala situación económica que atraviesa España, los bancos españoles siguen apoyando las inversiones en tecnología. Es la principal conclusión a la que llega el informe Tendencias tecnológicas de la banca en España, publicado por IDC-Financial Insights y patrocinado por Infosys a través de su división de banca Finacle. En el estudio han participado altos directivos de diferentes bancos y entidades financieras en España durante el último trimestre de 2010.
Y es que gran parte de los bancos españoles prevéuna lenta vuelta hacia el crecimiento del gasto en tecnología en 2011. La prioridad es la mejora y el fortalecimiento de los sevicios y de las relaciones con el cliente, según el 73% de las entidades encuestadas.
Asimismo, la necesidad de utilizar mejor la inteligencia de negocio y la obligación de adaptarse a los cambios normativos hará que estas inversiones se conviertan en innegociables. En este sentido, desde la banca se han propuesto buscar soluciones rentables y adaptables que permitan la innovación, integren la inteligencia de negocio en los procesos operativos y mejoren la prestación de servicio al cliente.
El avance en la flexibilidad de los procesos de negocio es una necesidad para las tres cuartas partes de los bancos consultados. Lo ven como el factor más importante a la hora de justificar la sustitución de los sistemas centrales. Otros factores a tener en cuenta son la necesidad de reducir los costes de la plataforma y los de TI/desarrollo, con un 67% y un 53%, respectivamente.
Sanat Rao, vicepresidente y responsable mundial de desarrollo de negocio, relaciones con clientes y alianzas de Finacle, se muestra convencido de “que estas inversiones resultarán esenciales en la mayoría de las entidades bancarias con el fin de adquirir una importante ventaja competitiva, mejorar los sistemas de servicio para los clientes y permitir la introducción de nuevos productos”.
Por su parte, Peter Farley, director general de IDC-Financial Insights, señaló que “a pesar de las dudas a la hora de realizar grandes cambios, los bancos españoles esperan en 2011 un lento retorno al crecimiento positivo en la inversión tecnológica. El impulso de esta tendencia procederá, externamente, de la exigencia de proporcionar un mejor servicio al cliente e, internamente, del deseo de utilizar mejor la inteligencia de negocio, así como de la obligación de cumplir con las exigencias normativas”.
Fuente:channelpartner.es