Inicio Noticias Ley Fintech puede inhibir competencia en el sector financiero: Mercado Libre

Ley Fintech puede inhibir competencia en el sector financiero: Mercado Libre

Fuente: www.eleconomista.com.mx

México se encuentra frente a un escenario costoso para que nuevas fintech lleguen al país con el objetivo de homologarse y operar bajo esta nueva regulación, de acuerdo con Mercado Pago.

La Ley Fintech puede propiciar una mayor concentración del sector financiero debido a las barreras de costo que tendrán nuevas startups de tecnología financiera, lo que también limitará la capacidad de competir que estas tienen ante la banca tradicional, de acuerdo con Paula Arregui, directora de Producto en Mercado Pago para Latinoamérica.

La directiva regional del brazo financiero de Mercado Libre dijo durante una conferencia con medios de comunicación que lo que el contexto fintech puede traer al escenario mexicano es el poder incluir a gente que no ha sido atendida y ser un motor de competencia para que la baja de precios en el sector financiero suceda no a través de una regulación o una imposición sino porque la competencia de mercado sea la que suscite esta baja por la presencia de una mayor cantidad de actores.

A inicios de noviembre, el grupo parlamentario de Morena en el Senado presentó una iniciativa para eliminar ciertas comisiones que cobran los bancos en el país. Entre dichas comisiones se encuentran aquellas que se cobran por consulta de saldo y retiros en efectivo en cajeros automáticos internos; el cobro a negocios que no alcanzan a facturar el monto mínimo en las terminales de punto de venta; las comisiones por disposición de crédito en efectivo, entre otras.

Además de una pérdida superior a 82,000 millones de pesos para las instituciones financieras durante la jornada del 8 de noviembre, la iniciativa del senador Ricardo Monreal generó una discusión entre los distintos participantes del mercado, desde los reguladores hasta los bancos más grandes del país, sobre cuál es la manera de reducir dichas comisiones. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores -uno de los creadores de la regulación fintech- sugirió que la reducción de costos debe hacerse a través de la competencia.

Sin embargo, de acuerdo con Mercado Pago, tal como están hoy planteadas las cosas, México se encuentra frente a un escenario costoso para que nuevas fintech lleguen al país con el objetivo de homologarse y operar bajo esta nueva regulación.

Los dos riesgos que ve Mercado Pago ante la aplicación de las regulaciones secundarias de la ley fintech son:

  1. La dificultad o la propensión que van a tener empresas fintech para establecerse en México bajo esta nueva figura.
  2. Afectaciones a la experiencia del usuario de estas plataformas, al limitar el uso de efectivo en el contexto del uso digital y al no haber igualdad de condiciones en lo que ciertos jugadores de la industria tienen para salir a competir y las que se les están requiriendo a las fintech.

Según la propia regulación fintech, las instituciones de tecnología financiera que busquen estar autorizadas y supervisadas deberán iniciar sus operaciones con un capital mínimo de entre 3 y 4.2 millones de pesos. Christian de León, director de Mercado Pago en México, afirmó que si bien para Mercado Libre esta cifra no implica una barrera de entrada, para una startup sí podría serlo.

“La importancia de pensar en los costos operativos y costos del día a día de estas nuevas empresas es sumamente importante, porque esos costos van al final del día terminar definiendo con qué propuesta de valor vamos a poder llegar al usuario final y creo que cuanto más eficientes sean esos costos, mejores van a ser las tarifas y los costos de oportunidad que va a haber para los usuarios de estas plataformas”, dijo Paula Arreguí.

La directiva puso el ejemplo de Brasil, el mercado fintech más grande de América Latina. Afirmó que Brasil ha ido por un esquema de montos, marcando niveles progresivos en donde la identificación del usuario ha ido incrementándose conforme operan más y ha sido una regulación que ha puesto mucho foco en la interoperabilidad entre la banca tradicional y fintech, con el fin de que los dos sectores empiecen a hablarse mucho más de cerca. “No como sucede en México, en donde fintech y banca se topan en lugar de integrarse”, dijo.

“Lo que hemos visto en Brasil en los últimos siete años ha sido una reducción en los costos de procesamiento, aparición de nuevos jugadores sirviendo de manera más eficiente las necesidades del mercado e incluso, la entrada de capitales extranjeros llegando a potenciar a estas startups locales”, dijo.