Inicio Noticias Las startups desafían el futuro de la Banca tradicional

Las startups desafían el futuro de la Banca tradicional

Compartir

La primera edición de Next Bank Madrid, celebrada en esta capital europea, el pasado 27 de junio, debatió sobre la profunda transformación y la disrupción que las startups y nuevos actores tecnológicos están provocando y provocarán en los tradicionales servicios financieros. La conferencia, que ya ha tenido lugar en otras capitales como Singapur, Hong Kong o Roma, es un referente y punto de encuentro de la industria financiera.

 Next Bank Madrid, es una conferencia colaborativa sobre la innovación, transformación, y la disrupción que representan las startups para los servicios financieros. Next Bank Madrid está organizado por finnovista, con el apoyo de Next Bank, el colectivo global de profesionales de la industria financiera, e Innotribe, la iniciativa de innovación de SWIFT, la asociación mundial de bancos.

 La conferencia atrajo a más de 190 profesionales del sector, entre ellos los ejecutivos más influyentes, emprendedores e inversores y confirmó que una ola digital de nuevas tecnologías y patrones de comportamiento de los clientes rápidamente cambiantes está afectando de forma muy profunda a la industria, obligando a las entidades financieras a reaccionar e innovar para contener esta ola de nuevos actores que tradicionalmente ha sido territorio exclusivo de las entidades financieras.

 Al Foro acudieron expertos de reconocida trayectoria en el sector, como Ron Shevlin (Analista Senior en Aite Group y autor de Snarketing 2.0); Armin Arjami, (VP Mobile Wells Fargo), Ricardo Forcano (Director Estrategia Corporativa BBVA), Juan Pedro Moreno (Managing Director Global Bankin Industry, Accenture) o Peter Vander Auwera (Co-Fundador Innotribe). También disertaron sobre las diferentes necesidades tecnológicas del mundo financiero, emprendedores e inversores de la talla de Iker Marcaide (Fundador de peerTransfer), Francois Derbaix (Inversor en Comunitae, Kantox e Ibercheck) o Luís Martín Cabiedes (Partner en Cabiedes & Partners).

 Los participantes de la conferencia, incluyendo bancos y aseguradoras, compartieron la preocupación de las consecuencias estructurales de la ola digital, sobre las bases de la competencia de la industria, y concluyeron que las entidades financieras no van a liderar la innovación y la transformación que va a cambiar a esta industria. Regulación, cumplimiento de normativas, infraestructuras tecnológicas, organizaciones y culturas tradicionalmente conservadoras, encorsetan a las entidades financieras y hacen imposible que sean pioneros de la innovación.

 Los expertos reunidos en la conferencia concluyeron que los emprendedores y las startups de tecnología, serán los que liderarán la transformación de la industria de servicios financieros, aprovechando la oportunidad para tomar una posición significativa en el mercado.

 Sin embargo, las entidades financieras necesitan ponerse al día de las innovaciones tecnológicas y centrarse en las necesidades del cliente, convirtiéndose en seguidores rápidos de las startups que están liderando el cambio. Si las entidades financieras no reaccionan, el riesgo de desaparición o erosión radical es tan real como el que han vivido otras empresas tradicionales en las industrias de la fotografía, la música, la distribución, las telecomunicaciones o los medios de comunicación.

 Según Fermín Bueno, coordinador de Next Bank Madrid “las buenas noticias para las entidades financieras, son que las que sean capaces de convertirse en rápidos seguidores, emergerán de la ola digital que está amenazando a la industria con un liderazgo de mercado renovado, y una posición estratégica más fuerte que otras entidades que se queden en posiciones rezagadas”.

 Entidades financieras como BBVA, Wells Fargo o Erste Group Bank, tienen iniciativas de innovación y están implementando diferentes estrategias para integrar a las startups de tecnología en sus operaciones y ofrecer a sus clientes mejores servicios y nuevas experiencias en los servicios financieros.