Las ‘startups’ de Elon Musk y otras grandes tecnológicas

elon-musk-01-1.jpg

Fuente: www.bbva.com

La creación de ‘startups’ no es territorio exclusivo de nuevos emprendedores o jóvenes con ideas multimillonarias. Las grandes tecnológicas y sus CEOs han sabido ver el potencial de estas empresas emergentes, y las compran o las desarrollan bajo su control según su potencial de crecimiento.

Una ‘startup’, o empresa emergente, suele especializarse en una novedad tecnológica aún sin explotar, con buenas posibilidades de crecimiento en el mercado. El año pasado, la empresa de análisis Quid analizó las 50 ‘startups’ que aspiraban a convertirse en “unicornios“. Todas ellas presentan una calidad de inversión y crecimiento por encima de muchas compañías que cotizan en Bolsa y pueden recaudar hasta 75 millones de dólares en rondas de financiación.

Ya hubo ejemplos en el pasado que hicieron a sus creadores millonarios, como la venta que Elon Musk hizo de Paypal en 2002, por 1.500 millones de dólares a la empresa Ebay. En la actualidad, los directivos de grandes compañías como Facebook, Google o Tesla no han dejado pasar esta oportunidad y han invertido en estas emergentes tecnológicas.

Elon Musk, CEO de ‘startups’

Tesla, la multinacional especializada en coches eléctricos y energías renovables, es la compañía insignia de Elon Musk, pero no la única en su patrimonio. Este ingeniero fundó SpaceX, compañía especializada en el transporte espacial; y quiere lanzar Hyperloop, un sistema de transporte de alta velocidad que aún está en fase de desarrollo. ¿Qué ‘startups’ ha decidido crear en medio de su imperio?

Una de las más llamativas en Neuralink. Se lanzó públicamente en 2017, y su objetivo es conectar humanos con máquinas en busca de aumentar algunas capacidades de los primeros. Este desarrollo en inteligencia artificial y en la propia biología humana tendría varios propósitos: tratar algunos problemas médicos que afectan a la sociedad como enfermedades mentales o físicas, y también, en el terreno de la inteligencia, memoria o percepción, conseguir seres humanos superinteligentes.

A finales de 2016, Musk lanzó The Boring Company que, aunque en principio era una empresa dedicada a hacer túneles y conectar diferentes lugares del mundo, hace poco fue objeto de polémica con un lanzallamas para “amenizar las fiestas” que vendía a través de su web.

Por último, aunque ya no es una ‘startup’, es un ejemplo de crecimiento y de desarrollo sostenible. SolarCity nació como una compañía especializada en energía solar y paneles fotovoltaicos. Fue tal su expansión que, en diez años, pasó a formar parte de Tesla como una de sus subsidiarias, ampliando su presupuesto y sus productos, aunque también trajo consigo una polémica ya que hubo un recorte de personal del 20%.

Las GAFAs también invierten en ‘startups’

Cuatro de las mayores empresas tecnológicas del mercado, las denominadas GAFAs (Google, Amazon, Facebook y Apple), también han expandido su cartera de empresas con algunas ‘startups’ propias o adquiridas. Amazon, acaba de destinar 1.000 millones de dólares a la compra de Ring, que tiene la sencilla pero útil idea de conectar los timbres al ‘smartphone’ a través del wifi.

Otra multinacional interesada en este ecosistema de jóvenes empresas es Google, que ya cuenta entre sus filas con algunas ‘startups’ que rivalizan con las de Elon Musk. Una de ellas es DeepMind, especializada en IA y redes neuronales, que compite directamente con Neuralink. Google también ofrecen servicios útiles para otras empresas: Apigee, para comunicar máquinas y programas o Api.ai, de creación de ‘bots’. La firma incluso tiene ‘startups’ que están en sectores totalmente diferentes al suyo, como Pulpomatic, que sirve para el control de flotas de vehículos. Recientemente, Alphabet, matriz de la compañía, ha hecho pública su inversión en ‘startups’: alrededor de 11.000 millones de dólares.

El imperio Facebook de Mark Zuckerberg no sólo se ha subido al tren de las ‘startups’, sino que intenta ganar terreno a sus competidores. Aquí vuelve la inteligencia artificial (con fines médicos como la del CEO de Tesla) que desarrolla Meta y que compró en 2017. El año pasado también adquirió Two big ears, que desarrolla tecnologías para música y audios.

Por último, Apple ha apostado por ‘startups’ que entran a competir con las de sus compañeras GAFAs y con las de Elon Musk. El año pasado adquirió Turi, especializada en IA y ‘machine learning’, y Real Face dedicada al reconocimiento de imagen. También ha querido adentrarse en el campo de la realidad aumentada, gracias a la compra de FlyBy Media.

BBVA, presente en el ecosistema ‘startup’

Las inversiones en diferentes compañías ‘fintech’ acompañan al proceso de transformación digital de BBVA. Durante 2018, el grupo ha incubado internamente Azlo, que atiende las necesidades financieras de emprendedores y pequeños negocios en EE.UU. Y, hace menos de un mes, otra ‘startup’, Denizen, nacida en el área de New Digital Businesses de BBVA, lanzó una solución que simplifica y reduce el coste de operaciones bancarias internacionales. En el campo de la biometría, el año pasado BBVA creó Veridas junto a Das-Nano y una solución de alta seguridad junto a Covault.

Podcast: BBVA Open Talent, la competición ‘fintech’ de referencia

Más allá de inversiones y adquisiciones, BBVA también mantiene un vínculo estrecho con la comunidad internacional de emprendedores ‘fintech’, a través de BBVA Open Talent. La competición, que este año celebra su décima edición, premiará este año las mejores ‘startups’ en tres categorías: Fintech for Future, Fintech for Business y Fintech for People. Además, este año la competición incluye 12 nuevas categorías en las que buscará  las ideas más brillantes del panorama ‘fintech’ mundial para crear oportunidades de colaboración con el banco y de crecimiento para sus modelos de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top