Inicio Noticias Las Startups de EEUU podrán pedir financiamiento públicamente

Las Startups de EEUU podrán pedir financiamiento públicamente

Compartir

Con el fin de la prohibición de”solicitud general”, las Startups podrán publicar tweets, grabar vídeos y llamar a los inversores para obtener capital.

La Comisión de Valores de EEUU (SEC) levantó la prohibición de” solicitud general”, lo que permitirá a las empresas empezar a hacer públicos sus esfuerzos de recaudación de fondos. La nueva regla es de especial interés para las Startups, que ahora podrán pedir financiación públicamente.

Como parte de la implementación de la Ley del Empleo (JOBS Act), se levantarán las restricciones a la “solicitud general”. Esto significa que las empresas podrán publicar tweets, grabar vídeos y llamar a los potenciales inversores dentro de sus actividades para recaudar capital, en lugar de tener que guardar silencio acerca de las oportunidades de inversión, como establecía la ley hasta ahora.

De este modo, las nuevas empresas lo tendrán más fácil a la hora de pedir, y obtener, dinero. “Con las nuevas reglas, la mayoría de los fundadores de Startups comenzarán a llegar a su base de usuarios leales sin volverse locos en el intento”, explicó Naval Ravikant, fundador de la red de inversores en línea AngelList, a CNET.

La medida, eso sí, puede tener algunos efectos contraproducentes. La difusión pública de las peticiones de capital puede derivar en sobreactuaciones por parte de las empresas, que podrían atraer el escrutinio regulatorio y  causar problemas de credibilidad, según Joseph Wallin, socio de la firma de abogados Davis Wright Tremaine. No obstante Wallin confía en que “la mayoría de las empresas se comportarán de manera segura y sana”.

Aunque en la comunidad de Startups de EEUU se ven las nuevas reglas como algo claramente positivo, todavía hay un entusiasmo cauteloso en torno a los cambios. Eso se debe a algunas restricciones. Si una empresa solicita capital, el límite para probar la solvencia de un inversor acreditado es mucho más alto: para una persona, ha de tener un patrimonio neto de al menos un millón de dólares, o un salario anual de al menos 200.000. La SEC se limita a decir que son “medidas razonables” para verificar que cada inversor posee la condición de acreditado.

Además, la SEC también ha propuesto nuevas normas para controlar la solicitud general. Por ejemplo, quiere que las empresas notifiquen la petición 15 días antes de que se hable en público sobre financiación. También requeriría que las empresas incluyan una información legal básica con sus solicitudes.

Para el cofundador de Weblogs, Jason Calacanis, la nueva norma será más útil para unas personas que para otras. Es decir, no será de una gran ayuda para los emprendedores menos conocidos. “Los fundadores de alto perfil ganarán aún más atención e inversión, tal vez 10 veces  más, pero las empresas marginales tendrán un incremento marginal”.

Fuente: IT  espresso