Inicio Noticias Las ‘start up’ financieras aprovechan su oportunidad

Las ‘start up’ financieras aprovechan su oportunidad

Compartir

La mayoría saca partido a los huecos que deja la banca tradicional en el sector financiero.

En total, existen en España 83 compañías de fintech, que levantaron en conjunto 93 millones de euros de venture capital en 2014, según Mooverang, el gestor de la economía personal respaldado por la OCU, que ha elaborado el primer mapa del sector fintech español.

Muchas de ellas no llegan al año de vida, pero otras están aprovechando los huecos que deja en el negocio financiero de la banca tradicional y crecen a ritmos del 114%. “No somos sustitutos de los bancos ni queremos serlo en el futuro, sólo aprovechamos las oportunidades que ofrece la tecnología para hacer más eficientes negocios que hay alrededor de la banca tradicional y a los que no se les está sacando suficiente rendimiento”, señala Paulino de Evan, socio fundador de la Asociación Española de Tecnología Financiera y fundador de Finanzarel, una plataforma de financiación de empresas independientes del sector bancario, especializada en dar liquidez a facturas y pagarés de pymes.

La banca tradicional no tiene que sentirse amenazada por la llegada de nuevos actores al sector financiero” porque, en su opinión, su empresa y otras ocuparan un espacio distinto, pero sí tendrán que vigilar su forma de trabajar. “La banca es cara, con muchas sucursales, con muchos empleados, lo que hace que la rentabilidad que está pagando al inversor sea muy pequeña”, señala De Evan, que cree que ésta será una de las ventajas competitivas de su empresa y de otras fintech.

Philippe Gelis, socio de Kantox, puntocom dedicada al intercambio de divisas para empresas, y presidente de la Asociación Española de Tecnología Financiera, se muestra más combativo y optimista en este sentido. “No creo que la banca tradicional vaya a desaparecer, pero sí creo que tendrán que reducir costes y ser más eficientes”, apunta Gelis, que afirma con rotundidad que “el fintech va a cambiar la industria para siempre y los bancos tendrán que adaptarse a esta nueva realidad o lo van a pasar mal en los próximos años”.

Uno de los retos a los que tendrá que hacer frente el sector en los próximos años es el de su regulación. “España está avanzando mucho y se están haciendo cosas en este sentido, pero es verdad que la regulación está menos adaptada a las fintech que en Reino Unido por ejemplo, y muchas deciden establecerse allí precisamente por eso”, señala Gelis. En este sentido, Xavier Foz, socio de Roca Junyent, confía en que en los próximos años se avance en temas de regulación. “La crisis financiera y las restricciones en el crédito bancario han incentivado el desarrollo de mecanismos alternativos de financiación y el uso de herramientas para bancarias utilizadas desde hace tiempo en otros países. La regulación siempre va por detrás, pero llegará”, concluye Foz.