Inicio Noticias Las lecciones de Finovate Nueva York 2015 para la Banca Latinoamericana

Las lecciones de Finovate Nueva York 2015 para la Banca Latinoamericana

Compartir

La solución de Spotify que mencionamos en artículos anteriores, como ejemplo de Banca Digital, se enfoca en proveer una experiencia al usuario. El cambio de enfoque de compro un CD o compro una canción, pasó a quiero una experiencia, una experiencia ajustada a mi estado de ánimo, perfeccionada por muchos que sienten como yo en el mundo y analizada de acuerdo a mis comportamientos de cliente en Spotify. Spotify ya no me vende música, se ha convertido en mi compañero de momentos, ya no tengo que buscar cantantes, ni canciones, ahora tengo un fondo musical para mis momentos. Este mismo enfoque es el que vimos en las empresas ganadoras de Finovatefall 2015 en Nueva York.

¿Cuál es el fin principal?

El foco de las Empresas Fintech está mirando en ese sentido. Las apps que tuvimos la oportunidad de ver, usan como base la entrega de una experiencia digital al usuario transformándose en el Spotify de servicios financieros. Esta soluciones no se centran en los servicios financieros tradicionales, sino que entregan al usuario las conexiones para reservar hoteles, hacer compras, realizar pagos, buscar comercios, etc. En todos estos casos el pago o el recaudo, pasan a ser parte de la experiencia y no la experiencia en sí. Este es uno de los errores que aún siguen cometiendo los bancos de nuestra región, están gastando importantes recursos en mejorar la experiencia de los servicios financieros o en transformar sus plataformas a tecnología Omnicanal, pero no están transformando los servicios financieros en una experiencia para sus clientes.

Estas son las empresas ganadoras y las tendencias que refuerzan en sus desarrollos

  • Blockstack.io por su plataforma que permite a los servicios financieros y otras empresas crear y construir aplicaciones en forma privada para usar la tecnología blockchain. La tecnología Blockchain más conocida es Bitcoin, que ha permitido desarrollar un importante mercado para desarrolladores, inversores y empresas en mundo. UBS creó un laboratorio para su investigación en Londres, el Banco Santander invirtió en Ripple, BBVA en CoinBase, Bankinter en Coinfeinne, se consolidó una alianza, R3, de 22 bancos para experimentar con Blockchain, NASDAQ puso en marcha una prueba de concepto para el mercado privado. La importancia de esta tecnología radica en su facilidad para realizar tranascciones entre usuarios sin intermediación, esto gracias a sus complejos algoritmos que van “recordando” y validando la historia de cada transacción. Destacamos esta empresa, porque su plataforma facilita la creación de distintos servicios financieros privados, usando este tipo de algoritmos.
  • Dyme por su método innovador que ayuda a las personas a iniciar el hábito del ahorro y el manejo financiero en su vida, a través del uso de mensajes de texto. Esta solución apunta los compañeros de experiencias que destacábamos al inicio de este artículo. Esta simple aplicación, permite a los usuarios establecer metas de ahorro y lo más importante, realizar pequeños ahorros basados en mensajes de texto. En cualquier momento del día y en ocasiones cuando estoy realizando alguna transacción financiera, este asesor virtual me incentiva a realizar pequeñas transacciones de ahorro mediante mensajes de texto. El usuario recibe un mensaje de texto invitándolo ahorrar por ejemplo 10 dólares, si el usuario contesta con un mensaje “si”, el sistema en ese momento, transfiere 10 dólares de la cuenta corriente a la cuenta de ahorro relacionada a la meta que configuró el usuario.
  • Hedgeable por su plataforma de Banca para los Millennials. Este importante mercado para el sector financiero, necesita nuevas formas de comunicación y relacionamiento. Las plataformas de Hedgeable son totalmente adaptadas a este grupo de usuarios, que están más acostumbrados al uso e interacción con redes sociales, que con Bancos o instituciones financieras. Sus aplicaciones están pensadas para permitir organizar sus actividades de diversión, compra, contacto con amigos, fiestas, restaurantes, conciertos y en general todo lo que esta generación organiza, comunica y vive mediante las redes sociales. Tiene un fuerte sistema de beneficios y búsqueda de “panoramas” para los usuarios. Toda esta plataforma se comunica con los servicios financieros de las instituciones, pero de forma que no aparezca el banco como centro de la transacción, el protagonista en este caso es la experiencia que está viviendo el usuario, donde el banco es un facilitador.
  • HelloWallet por su solución de Explorador de Jubilación, una herramienta de planificación en línea, accesible y administrable que ayuda a los empleados con su modelo enfocado en resultados específicos de jubilación.Esta solución da respuesta a un importante y rentable mercado para el sector financiero, las inversiones que apuntan a los planes de jubilación y retiro. HelloWallet, entrega una asistente integral mediante el registro y análisis de información propia y de los mercados. El usuario puede ir programando tareas de ahorro, planificando acciones de inversión, proyectando distintos escenarios y obteniendo alertas desde la misma plataforma. Esto muestra la acción aplicada del Big Data y Analytics en una sola herramienta.
  • Soundpays por su tecnología en proceso de patente, que permite reconocer las formas de onda ultrasónicas y sónicas, incluso en entornos extremadamente ruidoso. Esta aplicación permite a los usuarios, de la misma forma como hoy lo hace la App Shazam, que reconoce las canciones que están sonando en la radio, en la televisión o en Youtube, reconocer la publicidad en televisión o Youtube. Cuando Soundpays reconoce la publicidad, permite al usuario ir directo desde su Smartphone al sitio de venta en línea del comercio para ejecutar la transacción.

Los servicios financieros están sufriendo una influencia importante de este tipo de empresas. En todos los ejemplos que destacamos en este artículo, la persona es el centro de la experiencia, los bancos no aparecen como protagonistas de la transacción, sino que como facilitadores de una acción de vida. Nuestros clientes recorren una vida, el desafío es adaptar nuestras plataformas a facilitar ese viaje.