Las FinTech, una amenaza mucho más seria de lo que parece para...

Las FinTech, una amenaza mucho más seria de lo que parece para los bancos y las gestoras de fondos

Un estudio elaborado por PwC destaca cómo la mayoría de los directivos de bancos, aseguradoras y gestoras de fondos considera que la llegada de nuevos competidores está teniendo un efecto disruptivo en el sector hasta el punto de poner en riesgo parte de su negocio.

Compartir
Imagen: expansión.com

Las entidades financieras tradicionales creen que el fenómeno FinTech podría poner en riesgo casi el 25% de su negocio actual –concretamente, el 23%- en los próximos cinco años. Así se desprende del informe Blurred lines: Cómo FinTech está redefiniendo el sector financiero, elaborado por la consultora PwC a partir de 544 encuestas con directivos del sector -consejeros delegados, responsables de innovación y responsables de sistemas (CIO)-, en todo el mundo. Cuando se les pregunta a las firmas de  FinTech, éstas consideran que el bocado que le pueden llegar a dar al mercado de servicios financieros es todavía mayor y podría suponer hasta el 33% del negocio actual.

El 83% de los encuestados pertenecientes al sector financiero tradicional -bancos, compañías de seguros, agencias de valores, gestoras de activos o brokers- reconoce que la llegada de nuevos competidores –empresas tecnológicas, de comercio electrónico, compañías de telecomunicaciones, start-ups, proveedores de infraestructuras- está teniendo un efecto disruptivo en el sector hasta el punto de estar poniendo en riesgo parte de su negocio. Una proporción que aumenta hasta el 95% cuando se les pregunta solo a los directivos de la banca. Además de la pérdida de cuota de mercado, las FinTench están presionando a la baja los márgenes y la rentabilidad de la entidades financieras, como reconoce el 67% de los encuestados.

Los encuestados aseguran que la bancaretail, el negocio de los medios de pago y los servicios de gestión de activos son los que se van a transformar más radicalmente en los próximos cinco años.

Los encuestados en el informe aseguran que la bancaretail, el negocio de los medios de pago y los servicios relacionados con la gestión de activos y de patrimonios son, por este orden, los que se van a transformar de una forma más radical en los próximos cinco años. La aparición de nuevas plataformas on line que permiten la concesión de préstamos directos entre empresas y consumidores sin necesidad de intermediación bancaria o la proliferación de nuevos sistemas de pago (a través de aplicaciones móviles, wallets, tarjetas contactless, Paypal) son algunos ejemplos claros. En este sentido, el papel que van a jugar las aplicaciones móviles en los próximos años se antoja muy relevante. El 61% de los encuestados asegura que en 2020 más del 60% de sus clientes accederá a servicios financieros a través de aplicaciones móviles, al menos una vez al  mes.

Reacción de las entidades financieras

El estudio analiza cómo están reaccionando la entidades financieras tradicionales ante la llega de las FinTech y concluye que todavía no lo están haciendo en la medida de lo necesario. Sólo un 32% de las entidades financieras encuestadas en el estudio tiene en la actualidad algún tipo de acuerdo conjunto con empresas FinTech y un 25% reconoce no tener relación alguna.  La incertidumbre regulatoria es uno de los principales obstáculos y preocupaciones a la hora de establecer algún tipo de relación con las FinTech. Una preocupación que no está vinculada con una iniciativa legislativa concreta sino con la falta de definición acerca de qué regulación les afecta, de qué manera y cuál es el organismo regulador.

El documento considera que el empuje de las FinTech es también una oportunidad para las entidades financieras tradicionales. Las propias entidades que han participado en el estudio reconocen que la colaboración con estos nuevos actores en el sector les ofrecen grandes oportunidades de mejora de la eficiencia y reducción de costes (73%), a la hora de diferenciarse de sus competidores (62%), de retener a sus clientes (57%) y de conseguir ingresos adicionales (56%).

Blockchain

Una de las tecnologías emergentes que se analiza en  informe es el auge de blockchain y su  impacto futuro en el sector. De momento, a pesar de que un 56% de los directivos encuestados reconoce su importancia, una proporción similar (57%) asegura que no sabe cómo responder a los desafíos que plantea. Probablemente, porque todavía no existe un conocimiento suficiente sobre su capacidad y posibles aplicaciones: solo el 15% de los encuestados asegura estar familiarizado con esta tecnología.      

Para Raquel Garcés, socia de Strategy&, la consultora estratégica de PwC y responsable de FinTech en España, “las FinTech están creando nuevos modelos de negocio y nuevas bolsas de valor. En algunos ámbitos los bancos no son los mejor posicionados para capturar estas bolsas. Sin embargo, creemos que la banca está para quedarse y seguirá teniendo un rol central en el sistema, aunque su participación en algunos negocios bancarios y su rol en la cadena de valor pueden variar de forma significativa. Algunos bancos españoles llevan tiempo reflexionando y trabajando para reposicionarse en este nuevo contexto y son referencia a nivel internacional”.

El informe ha sido elaborado a partir de entrevistas realizadas a 544 directos del sector financiero de 46 países, principalmente, consejeros delegados, responsables de Innovación, responsables de tecnología y sistemas (CIO)  y de transformación digital. La muestra de compañías entrevistadas es la siguiente: 30% bancos; 21% firmas de gestión de activos; 20% empresas Fintech; 14% compañías de seguros; 11% otras y 4% medios de pago.