Inicio Noticias LABITCONF consolida a Iberoamérica como polo de desarrollo Blockchain

LABITCONF consolida a Iberoamérica como polo de desarrollo Blockchain

La destrucción de paradigmas, y la promesa de consolidar a la región como foco de nuevos proyectos y emprendimientos, fueron los principales hitos de la sexta conferencia de cripto tecnologías, que culminó con la formación de la gran Alianza Blockchain Iberoamericana.

Con el nacimiento de la Alianza Blockchain Iberoamérica y la promesa de fortalecer la educación y apoyo hacia las distintas “block-comunidades” de la región, finalizó la exitosa sexta versión de la conferencia Latinoamericana LABITCONF 2018.

El evento, que por primera vez se realizó en Santiago de Chile, congregó durante tres días a los exponentes internacionales más destacados en tecnología Blockchain y criptomonedas, como Andreas Antonopoulos, autor de los libros Mastering Bitcoin, The Internet Money y Mastering Ethereum; y Adam Back, CEO de Blockstream, entre otros 90 expositores de los sectores público, privado y gubernamental de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

La nueva Alianza Iberoamericana, conformada por asociaciones bitcoin de Argentina, Colombia, Chile, España, México y Panamá, aspira a promover el uso y desarrollo de la tecnología Blockchain en todo el mundo de habla hispana, generando un espacio de intercambio de información y acciones creativas entre las distintas comunidades locales de la Región.

Entre sus objetivos principales destacan: realizar actividades para fortalecer la comunidad Blockchain de habla hispana; ser interlocutor válido de este gran ecosistema emprendedor ante todo el mundo, incluyendo estados y gobiernos; y organizar recursos para definir e implementar proyectos conjuntos que consoliden esta tecnología como soporte vital no sólo de actividades económicas, sino también de acciones que mejoren la calidad de vida.

Un desafío que, según explica Alex Preukschat, director de la ONG Blockchain España, “se estructura sobre la base de tres principios básicos: la descentralización como modelo de confianza, la neutralidad tecnológica y la participación abierta, basada en el respeto y el consenso de todos quienes conforman y participan de este ecosistema”.

Preukschat destacó que cualquier movimiento o comunidad Blockchain de Iberoamérica puede integrar la nueva asociación. “Solo debe compartir nuestros principios y tener un historial relevante de desarrollo, que será evaluado desde un punto de vista estrictamente técnico, por todos los demás integrantes”.

Las comunidades que deseen afiliarse deben llenar un formulario de contacto en la página web www.alianzablockchain.org y esperar la aprobación de al menos 50% de las organizaciones participantes.

“Nuestro principal objetivo de corto plazo es ampliar y optimizar la educación en el uso de esta tecnología. Sumarse a esta alianza inédita implica hacer más fuerte nuestra propuesta de utilizar Blockchain, como nuevo modelo de vida y de cambio social”, destaca Rodolfo Andragnes, director de la ONG Bitcoin Argentina y CEO de LABITCONF.

“No queremos ser sólo una Blockchain latinoamericana, sino una gran comunidad de comunidades, donde cada uno conozca y apoye los proyectos del otro, tanto públicos como privados, para que este ecosistema crezca, se desarrolle y se estructure como el gran polo de desarrollo social que necesita la humanidad en este siglo de revolución y transformación digital”, agrega.

A su vez, Miguel Klagges, de ONG Bitcoin Chile, precisó que “aspiramos a nutrirnos de las iniciativas y experiencia de todos los emprendedores y comunidades Blockchain de Iberoamérica, porque cada uno de nosotros podemos aportar conocimiento, habilidades y proyectos, que nos ayudarán a consolidar este ecosistema como un polo de desarrollo activo, y no sólo como un grupo de seguidores de tecnologías extranjeras”.

La firma de este convenio fue la culminación de tres exitosos días donde se analizaron las diversas y revolucionarias aplicaciones de la moderna tecnología Blockchain, desde el desarrollo de “sistemas monetarios matemáticamente inviolables y perfectos”, como los definió Andreas Antonoupolos en su exposición, hasta métodos científicamente eficientes, para establecer trazabilidad e inocuidad alimentaria certificada para pequeños productores agrícolas