Inicio Noticias La verdad sobre las empresas Fintech en el Perú

La verdad sobre las empresas Fintech en el Perú

Compartir

Fuente: www.larepublica.pe

Las Fintech son básicamente empresas que usan sistemas informáticos y la comunicación para ofrecer servicios financieros de forma más eficaz y menos costosa. Mucho se viene diciendo del desarrollo de estas en el Perú.

Al respecto, Edward Figueiredo Martinez, máster en Finanzas, Director Invitado de la EEDE (Empresa Emisora de Dinero Electrónico), GMoney S.A., ex gerente de Negocios y Ventas de Western Union Perú y Maestro Home Center, además de especialista en soluciones TIC (Tecnología de la Información y Comunicaciones), comentó que en realidad no es nuevo que un ente independiente brinde servicios financieros como préstamos de dinero o cambio de divisas.

“Desde hace muchos años se han ofrecido esos servicios incluso por internet, pero en los últimos años se agruparon esas iniciativas bajo el término de Fintech, básicamente porque ahora se apoyan en soportes electrónicos que hacen que esas mismas transacciones se realicen más velozmente”, dijo.

Indicó que en el Perú cada vez se constituyen más Fintech, que invierten en este negocio por ser rentable, pues entre otras cosas al ser un servicio “virtual” no requiere una oficina física y para los clientes es una opción atractiva por la velocidad y simplicidad de su sistema.

“Se dice que la rápida expansión de las Fintech afectará a los bancos, pero en mi opinión, esta es una aseveración muy apresurada. Los bancos normalmente compiten entre ellos para brindar créditos a empresas y personas naturales, así como para captar el dinero de ambos. En el caso de las Fintech, la ley no les permite ni captar fondos de sus clientes ni realizar préstamos de otros fondos que no sean propios de la empresa o de inversionistas, lo cual limita su liquidez” recalcó Figueiredo.

En ese contexto, cabe señalar que las Fintech no reciben apoyo del Estado. La Dra. Gillian Paredes, directora de GMoney y Socio Senior del Estudio Muñiz Ramirez Perez-Taiman & Olaya Abogados, especialista en Regulación Bancaria y Financiera, y en Dinero Electrónico y Fintech, refirió que “las leyes en el Perú son claras en este punto. Podría decirse que cualquiera con capital e iniciativa puede formar una Fintech. Si consideramos que las Fintech no son reguladas ni por la SBS ni por ninguna entidad, y no existe legislación que proteja al cliente, la relación entre cliente y Fintech termina siendo casi un acto de fe entre ambas partes. Las autoridades podrían crear un marco regulatorio y, además, legislar para incentivar el desarrollo de las Fintech, que son en efecto una buena alternativa, pero de manera ordenada y segura para el cliente”.

Si es así, si las Fintech no compiten, al menos hoy, directamente con los bancos y demás entidades financieras reguladas, ¿podrían entonces considerarse competencia para los emisores de dinero electrónico?

“Sólo las empresas que tienen autorización como EEDE (Empresa Emisora de Dinero Electrónico) pueden realizar conversión, reconversión y transacciones con dinero electrónico. Y para obtener esa autorización de la SBS, se debe cumplir con una serie de requisitos, como tener un patrimonio efectivo mínimo de S/ 2 millones 426 mil 363, y debe constituirse un fideicomiso para garantizar el 100% del valor del dinero electrónico en circulación, cuyos fondos además deben ser invertidos por el fiduciario en activos de muy bajo riesgo y en empresas de operaciones múltiples clasificadas en categoría A+, instrumentos de gobierno y otros que autorice la SBS. Entonces vemos que, si bien las Fintech vienen realizando un importante esfuerzo de desarrollo y deberían recibir apoyo, queda claro que no pueden participar en dinero electrónico”, dijo Walter Alva Chavarry, vice presidente de Finanzas de GMoney S.A. y ex ejecutivo de Deloitte & Touche, Occidental Petroleum Corporation, Pluspetrol Perú Corporation y Pluspetrol Angola Corporation (África).

Como dato adicional, Alva señaló que en la actualidad, al margen de las exigencias de la SBS en cuanto a estructura gerencial, tecnología de la información y tratamiento de riesgos, el patrimonio efectivo mínimo para un banco es S/ 26 millones 686 mil 413, para una financiera y caja de ahorros es S/ 13 millones 420 mil 149, para una EEDE es S/ 2 millones 426 mil 363 y finalmente para una Edpyme es S/ 1 millón 213 mil, 181.