La Fintech chilena que planea expandir el mercado de remesas por toda la región

Global-66.jpg

Fuente: Diario Financiero

La llegada de miles de inmigrantes en los últimos años a Chile fue una de las razones que impulsó el surgimiento de Global 66, la FinTech especializada en envío de remesas que en menos de un año del lanzamiento de la plataforma cuenta con operaciones en Argentina, Perú, Colombia y México según detalla el CEO de la firma, Nicolás Jaramillo, en conversación con DF.

La compañía está realizando más de 3 mil transacciones mensuales, están enviando cerca de US$ 3 millones a más de 60 destinos y cuentan con un número superior de 25 mil usuarios en los cinco mercados. Para este año esperan terminar con cifras más altas aún. «La meta es llegar a 50 mil transferencias este año y con envíos cercanos a US$ 45 millones y alcanzar los 35 mil clientes activos que estén haciendo transferencias constantemente», detalla Jaramillo.

Para ello, el CEO de Global 66 comenta que cuentan con «un plan de expansión en América Latina: Brasil, Panamá, Ecuador y Bolivia son los países donde hay demanda tanto de origen como destino. Y también tenemos proyecciones de expansión en otros productos financieros que puedan facilitar la operación como por ejemplo, uno de los problemas que tenemos es cuando gente necesita una cuenta para recibir dinero, que nosotros le podemos proveer de una cuenta para que pueda recibir el dinero y poder retirarlo».

Entre los mercados con mayor potencial, Jaramillo manifiesta que uno de ellos es México, «es un mercado grande que nosotros abrimos hace dos meses así que todavía estamos conociéndolo, pero claramente es un lugar donde hay mucho potencial. El nivel de remesas tanto de que recibe como que emite es absolutamente superior a todo el resto de América Latina y para nosotros es un mercado clave para nuestro crecimiento».

Para completar esta ruta, «estamos levantando US$ 2 millones para financiar el crecimiento que estamos teniendo, tanto en la apertura de nuevas oficinas y fortalecer las operaciones y el desarrollo tecnológico», sostiene Jaramillo.

Regulación y banca

Previo a su aterrizaje como CEO de la compañía tecnológica, Jaramillo fue uno de los cofundadores de MACH, la tarjeta de prepago virtual de Bci que supera el millón de usuarios. El ejecutivo reconoce que fue una decisión difícil dejar su trabajo en la banca pero considera que uno «va quemando etapas y se me presentó un desafío que era Global 66 y me parecía muy interesante por ser algo regional y por el hecho de resolver un problema que es nuevo en Chile, además de impactar a un segmento que necesita mucho apoyo».

Consultado si cree que faltan lugares para innovar dentro del sector financiero tradicional, Jaramillo manifiesta que «espacio hay infinito. Yo creo que lo que falta es atreverse a que dentro de una institución puedan autodisrumpirse y hacer cosas distintas. Yo creo que el mercado no está lo suficientemente seguro como para decir que tiene un espacio ganado, esa situación cambió».

Respecto a la creación de un marco legal para las FinTech, Jaramillo menciona que «es importante que la CMF regule nuestro negocio y que lo regule en proporción a los riesgos que la operación tiene».

Para esto, el CEO determina que se debe velar para que se «agregue competencia al mercado y que permita la bancarización. Nosotros creemos que esos dos aspectos la regulación debería cuidar».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top