Inicio Noticias La banca por internet no sabe de crisis

La banca por internet no sabe de crisis

Compartir

TrayectoriaFuente: www.negocios.com (Víctor Relaño)

Suben sus depósitos y clientes. Las entidades españolas aumentaron un 16% sus depósitos el año pasado, en medio de las críticas sobre la calidad del servicio y el descenso de sus resultados.

Se encuentra en crisis la banca por internet? Esto es lo que a simple vista podría desprenderse de los últimos datos difundidos respecto a los resultados de las entidades financieras que operan en la Red en España. Los numerosos informes críticos sobre la deficiencia del servicio que prestan las entidades a los clientes también podrían sugerir una crisis. Nada más lejos de la realidad: en los últimos doce meses, los cinco bancos españoles que operan por la Red incrementaron el 15,86% los depósitos de clientes, hasta totalizar la cifra de los 7.326 millones de euros.

Los datos sobre utilización de la banca online reflejan un ascenso imparable. En Europa, el 33% de los ciudadanos la utilizaron para realizar sus operaciones bancarias, según el departamento de análisis del Deutsche Bank, con un incremento del 10% en todos los países en el último año. La consultora independiente estadounidense Forrester cifra el grado de penetración de internet en la banca en el 19% de los ciudadanos. La cifra parece corta si se la compara con la media europea, pero la firma de Massachussets asegura que el número de operaciones bancarias se ha multiplicado por cinco desde 2001.

Liderazgo

ING Direct, la entidad que lidera el sector, registró un avance en el volumen de depósitos de clientes todavía mayor que el que han anotado los bancos de capital español. ING Direct, la sucursal española del gigante bancario holandés, ha incrementado en los últimos 12 meses el 20,34% sus depósitos. La banca por internet maneja en España un total de 23.664 millones de euros, cuando en febrero del pasado ejercicio contaba con 19.898,8 millones de euros.

Al igual que todo el sector financiero, la banca online atravesó a finales del pasado ejercicio su peor momento, que coincidió con los rumores sobre la solvencia de la entidad de los Países Bajos. Los clientes de ING Direct retiraron fondos por importe superior a los 1.700 millones de euros en unas semanas. El banco cerró aún diciembre con 12.497 millones de euros, muy por debajo del nivel de inicio del año.

La buena evolución de los depósitos de clientes de los bancos por intenet en un momento de fuertes restricciones crediticias ha contrastado con la caída de resultados de los bancos españoles online. El beneficio de las cinco entidades durante el pasado año cayó el 66,54%, hasta los 25,77 millones de euros.

Estos negativos resultados se han registrado en un contexto de contracción de los beneficios bancarios, debido a la crisis económica mundial, a las necesidades de fuertes provisiones para los activos dañados y al avance de la morosidad bancaria, que ha colocado contra las cuerdas a miles de familias en todo el mundo.

El descenso de resultados se suma en España a la percepción negativa sobre la eficiencia de operar por internet. Algo que no resulta extraño si se tienen en cuenta la denuncia sobre la debilidad de la red de fibra óptica, cuya infraestructura sólo funciona en las grandes ciudades. Y que cualquier problema de Red en una operación bancaria provoca la pérdida del cliente por la inseguridad creada.