Inicio Noticias La banca argentina es una de las más atrasadas de Latinoamérica

La banca argentina es una de las más atrasadas de Latinoamérica

Compartir

Entre las variables más débiles se cuenta el nivel de crédito y el acceso de la población a los servicios financieros. México, en el mismo nivel.

La banca argentina no queda bien parada en comparación a la de los países vecinos. Es la conclusión de los expertos que participaron en el Foro de Reuters sobre Inversión en Latinoamérica. Está entre las más rezagadas de la región, pese a que la Argentina es la tercera economía de la zona. En una situación similar se encuentra México. La causa común que ven los analistas son las crisis, el Tequila (’94) golpeó a los bancos mexicanos en tanto que los argentinos sufrieron sacudones en los ’90 y en 2001. Las variables más atrasadas son, en los dos casos, el nivel del crédito y de gente con acceso a servicios financieros.

En Argentina, según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), el monto de créditos de bancos comerciales equivale el 12 por ciento del PIB, mientras que en México llega al 16,6 por ciento. Ambos lejos del 73,5 por ciento de Chile.

El informe destaca que el sector financiero argentino recién ahora está recuperando la confianza de los clientes y aumentando su volumen de negocios. Para la publicación el nivel de endeudamiento de las familias argentinas todavía es “leve” por lo que queda todavía mucho espacio para la expansión del crédito.

Según el último informe de Econviews, el endeudamiento familiar avanzó de 11.600 a 12.500 pesos promedio. El monto representa 3,38 sueldos, cuando el promedio era de 3,16 hasta octubre último.

El reporte cita a Jorge Brito, presidente del Banco Macro: «El nivel de crédito está muy bajo, equivale al 13 por ciento del PIB frente a países de la región que están en el orden del 50 por ciento. Hay mucho para hacer». Según los últimos datos del Central (a noviembre) el podio del ranking de depósitos está liderado por el Nación con el 20,6 por ciento del total, seguido por el Galicia (6,9%) y el Francés (Francés 6,6%).

En el país, seis de cada diez habitantes mayores de edad cuentan con depósitos en bancos comerciales. Hay 37 cajeros automáticos y 13 sucursales bancarias por cada 100 mil adultos, mientras que Brasil tiene una cantidad similar de sucursales pero casi 116 cajeros por 100 mil mayores, según el FMI.

Una posibilidad de que la expansión de los servicios financieros sea más veloz es el teléfono móvil. Los especialistas señalan que esta modalidad, cuya tendencia recién comienza,  permitiría reducir costos, “algo que podría incrementar mucho el acceso a los servicios bancarios, sobre todo teniendo en cuenta que 9 de cada 10 mexicanos y todos los argentinos tienen un celular”.

La última estadística de banca móvil en Argentina indica que cuenta con unos 200 mil usuarios en la Argentina, una cifra que se duplica año a año. A la cifra habría que agregarles todos los que hacen consultas y transacciones mediante mensajes de texto (SMS), y a los que visitan la versión para celulares (WAP) del sitio de su banco. Entidades como el Santander Río, el Citibank y el HSBC lanzaron sus aplicaciones para dispositivos móviles para pagar impuestos, servicios y tarjetas de crédito, hacer transferencias a otros bancos y hasta en algunos casos poner dinero a plazo fijo.
Alfredo Coutiño, economista jefe para Latinoamérica de Moodys.com, dijo en el Foro que lo que más colaboraría para elevar el nivel de penetración de los servicios bancarios en Argentina y México es una mayor competencia en banca regional y banca local, que se enfoque en los pequeños ahorristas.

Fuente:Imcordoba.com.ar