Inicio Noticias La apuesta del Gobierno por el blockchain para que Chile no se...

La apuesta del Gobierno por el blockchain para que Chile no se quede abajo del carro de la Cuarta Revolución Industrial

Fuente: Emol.com 

El jefe de la división de Economía del Futuro, Julio Pertuzé, reveló a Emol el trabajo que se está haciendo en seis mesas público-privadas para evaluar la implementación de la tecnología de la “cadena de bloques” en distintos sistemas del país.

“En 2008 explotó el volcán Chaitén y hubo un aluvión que arrasó con la mitad de la ciudad. Al día siguiente, el Gobierno tuvo que mandar una operación comando para rescatar la bóveda del Conservador de Bienes Raíces del pueblo, porque si se perdía, se llevaría consigo todos los títulos de dominio de la zona”.

Esa es la historia que le gusta recordar al ingeniero Julio Pertuzé para terminar con la siguiente conclusión: “Toda esa información, que era crítica y valiosa, estaba centralizada en un sólo lugar. Era vulnerable… Algo que con la tecnología blockchain, jamás habría ocurrido”.

Con esa idea, el jefe de Economía del Futuro del Ministerio de Economía revela que su misión es “preparar a Chile para que se inserte de forma exitosa en la Cuarta Revolución Industrial”. Algo que, por ahora, pasa directamente por evaluar la factibilidad y potencialidad de la aplicación de la llamada “cadena de bloques” en distintos servicios del sistema público y privado del país.

“La tecnología blockchain es segura y pública. Es un sistema distribuido y descentralizado de almacenaje de información (…) y tú sabes que nadie va a poder meterle mano o modificar los registros porque está respaldada en varios computadores alrededor del mundo”, explica Pertuzé.

Y en dicha descripción radica el sinfín de usos que se le puede dar a la disruptiva tecnología más allá de la modernización y agilización de trámites que ofrece su implementación. Todos, usos que el Ministerio de Economía evaluará después de este viernes y sábado, días en los que se llevará a cabo la segunda Blockchain Hackaton del año.

En la instancia, seis mesas de trabajo público-privadas presentarán una serie de propuestas -que llevan craneando desde marzo- al ministro José Ramón Valente. ¿La idea? “Ver cómo esta tecnología podría significar una mejora ya sea para el Estado como para los privados”, cuenta Pertuzé y detalla que las áreas en las que se está trabajando para ver posibles aplicaciones son: Salud, Energía, Sistemas Registrales, Servicios Financieros, Comercio e Identidad Digital.

En ese sentido, y para aterrizar lo que se está haciendo en las mesas, el experto en gestión tecnológica revela que una de las propuestas de la mesa de Salud es ver cómo se puede aplicar blockchain a la gestión de las listas de espera en el Auge. Así, al ser una red pública, “podría darse transparencia de que las listas no han sido modificadas”.

“Si tu me preguntas si estamos arriba de la Cuarta Revolución Industrial, yo te digo no. ¿Tiene potencial para Chile? Yo te digo sí. ¿Cómo nos estamos preparando? Bueno, a través de estas iniciativas”, señaló Julio Pertuzé, jefe de la división de Economía del Futuro.

¿Y qué impacto podría tener la aplicación del blockchain en el sistema chileno?

“A priori es difícil definir el impacto porque aún no hemos probado el caso de uso. Este es un proyecto súper lindo y que puede llegar a ser muy interesante, pero el potencial puede ser enorme y por eso las mesas de trabajo y la hackathon. Porque allí queremos estimar cuál es el potencial para la economía chilena si es que se implementara un esquema así”.

En concreto, será la misión de 100 programadores que estarán 18 horas entre viernes y sábado ver de qué manera se pueden llevar las propuestas al sistema blockchain. Tras los resultados de ese día, el área de Economía del Futuro junto a los desarrolladores del evento, trabajarán en un plan de aceleración de tres meses, donde se harán pruebas piloto de los eventuales códigos para después evaluar su real implementación.

Las criptomonedas en la hoja de ruta

Desde que blockchain irrumpió en el escenario global, no lo hizo solo. El sistema “nació” de Bitcoin, la mayor de las criptomonedas, y la función de la divisa digital, más allá de su arista financiera, radicó en ser un incentivo para los llamados mineros, que gastan tiempo, energía y red en “agregar” los bloques de información a la cadena.

Por ello, Pertuzé coincide con que “es difícil imaginarse todo esto sin criptomonedas”. Sin embargo, es enfático en recordar que actualmente existe una mesa de trabajo interministerial que está evaluando cómo pueden regularse las divisas virtuales en Chile.

Pero de todas formas el fondo queda claro: el Ministerio de Economía está viendo cómo implementar blockchain en diversos sistemas del país y ello requeriría, inevitablemente, de criptomonedas para funcionar de acuerdo al “ideal” de blockchain que considera Economía del Futuro.

“Tú necesitas de los incentivos económicos -criptos- para que esto funcione y esa es la lógica de esta tecnología. El ministro de Economía fue el primero en decir públicamente que no podemos tapar el sol con un dedo. Las criptomonedas están, se van a quedar, y tenemos que pensar, más que prohibirlas, en cuál es el mejor uso que podemos darles”, subraya Pertuzé.

“Las criptomonedas son una realidad. Desconocer esa realidad, sería miope” resaltó Julio Pertuzé, jefe de la división de Economía del Futuro.

De todas formas, el ingeniero agrega que “no diría que las criptomonedas son la solución para subirnos al carro de la Cuarta Revolución Industrial, pero es un elemento más dentro de un ecosistema que está evolucionando en forma muy rápida y que efectivamente, con tecnológicas tipo blockchain, muchas de ellas van d la mano”.

Chile y la Cuarta Revolución Industrial

Si hay algo que reitera Pertuzé es que el mandato que tiene su área es “insertar a Chile en la Cuarta Revolución Industrial”. Por eso, “el hecho de que estemos conversando, piloteando, que existan estas mesas de trabajo, que estemos evaluando los impactos del blockchain y abrirnos a evaluar otras tecnologías (…) es algo que nos acelera en nuestra misión de preparar a la economía chilena”.

¿Por qué hablamos de Cuarta Revolución Industrial?

“Porque hay tecnologías que te pueden permitir un salto enorme en la productividad. La primera revolución supuso la creación de la fábrica y supuso un salto a nivel de productividad. Si tú analizas lo que ha sido la productividad de Chile, esta ha estado absolutamente estancada en los últimos años”.

¿Entonces, no vamos por buen camino?

“Si tu me preguntas si estamos arriba de la Cuarta Revolución Industrial, yo te digo no. ¿Tiene potencial para Chile? Yo te digo sí. ¿Cómo nos estamos preparando? Bueno, a través de estas iniciativas. Y, ¿Estamos muy mal? Mira, hay áreas de mejora, todavía nos falta, pero vamos en esa dirección y esto que estamos haciendo es parte de nuestra estrategia”.

¿Como han abordado las empresas estos cambios tecnológicos?

“Llevamos cuatro meses instalados en el Gobierno y, en los distintos foros de los que hemos participado, no se habla otra cosa que no sea la Cuarta Revolución Industrial. Creo que hay mucha conciencia del sector privado de que esto es importante”. “Esta es una ola que viene y muy rápido (…) el primero que llega, termina ganando y nosotros queremos que el sector productivo chileno sea de los primeros que salga con estos nuevos usos -como el blockchain- a la conquista, no sólo de Chile, sino que del mundo entero”.