Inicio Columnas Internet de las Cosas, un nuevo espacio para la Banca Digital

Internet de las Cosas, un nuevo espacio para la Banca Digital

Compartir

Hace un par de semanas asistimos a uno los hechos históricos en lo que se refiere a Revolución Digital, Facebook pasó el record de 1 mil millones de usuarios conectados a su plataforma en un día. Ya es el “país” más grande del mundo, con más de 1,500 millones de habitantes y ahora a logrado que un séptimo de la población mundial y un tercio de sus habitantes estén en el día conectados. Todo este tipo de conexiones digitales, abren un mundo aún más interesante en el momento en que los usuarios, conecten sus dispositivos y “cosas” a estas Comunidades.

La Internet de las cosas (IoT), está permitiendo que estos dispositivos entreguen información del comportamiento, salud, estado e incluso intenciones del usuario. Un ejemplo de esto, es la función que ha lanzado Tinder para los que lleven un reloj inteligente y que mediante las pulsaciones cardiacas del usuario, pueda detirminar si la persona que está frente a ti te gusta o no. Esta misma función podría ser aplicada a los servicios de venta, identificando si un usuario está más o menos interesado en algún producto, con el mismo tipo de mediciones.

IOT en la Banca

Para el mundo bancario se abren una serie de oportunidades en este terreno. El poder facilitar la vida de sus clientes, mediante la información que proveen los sus dispositivos o entregando información peronalizada, va en la línea de lo que persigue la Banca Digital, una relación sin fricción, más personalizada y con mayor relevancia para sus clientes.

Facilitar la experiencia de los pagos

Uno de los problemas al que nos enfrentamos en desarrollo de la Banca Digital, es la facilidad al momento de realizar los pagos. El superar los casi 10 segundos que tarda un pago con Tarjeta, no es fácil para la Banca Móvil y los Pagos Digitales. Los usuarios, que ya están acostumbrados a pagar con sus tarjetas, no ven un incentivo directo al momento de pagar con sus dispositivos móviles. La Internet de las Cosas, trae varias posibilidades para facilitar estos procesos. El relacionar los dispositivos con el usuario y con sus cuentas bancarias, permitirá garantizar por un lado la identidad, por lo tanto la seguridad de la transacción y por otro facilitará el uso de los dispositivos no obligando al ingreso de claves u otros procedimientos que relenticen los procesos de pago. En este caso, cada dispositivo se puede conectar y validar con otro, usando la información biométrica y de comportamiento del usuario.

Facilitar la experiencia de atención en las oficinas y Terminales de autoservicio

 Los clientes bancarios hoy en día, interactúan con el Banco por diversos canales. Cada día, se agregan nuevos canales a esa atención. En este punto el IoT, apoyará a la identificación de clientes cuando entren a una oficina bancaria, sin necesidad de que se identifque con algún proceso. Los dispositivos de la oficina, se conectarán y leerán los dispositivos que lleva el cliente, pudiendo identificar el tipo de cliente e incluso el tipo de atención que necesita, analizando su comportamiento y últimas acciones. 

Mejora en la entrega de ofertas

 La unión del Big Data con el IoT, permitirá registrar, almacenar y analizar la gran cantidad de información que los dispositivos generan. El usuario, dueño de esa información, podrá autorizar a terceros para que leyendo y analizando esos datos, puedan entregarle ofertas personalizadas y convenientes.

En esta línea, un ejemplo intersante que cruza los servicios financieros, con el análisis de la información generada por los dispositivos, es la Empresa Española Smart Drive. Esta App que fue desarrollada por un ex Ingeniero de la Fórumula 1, que ha aplicado su experiencia mejorando la conducción de los pilotos mediante el análisis de su comportamiento en cada una de las competencias. Toda esta experiencia, la aplicó al conductor común y corriente en su día a día. Descargando la App, los usuarios van entregando información valiosa, de la velocidad de condución, frenados, manejo en las curvas, etc.   Si el usuario autoriza la entrega de información a las Asegurdadoras, éstas pueden dar condiciones de primas basadas en el comportamiento de los usuarios.

Manejo ético de los Datos

 Uno de los desafíos importantes en la información que registran estos dispositivos, es el manejo ético de los datos. El usuario, es el dueño de esa información y es quien debe autorizar y dejar de autorizar en cualquier momento, la entrega de los datos. La banca en este sentido está regulada durante muchos años y maneja altos estándares referidos al secreto bancario. Como esta información no está referida directamente a información financiera, debemos estar atentos para adecuar las regulaciones y proteger al cliente final, que muchas veces no imagina donde pueden ir a parar sus datos.

En un mundo, que cada día se acerca más a la conexión directa entre las máquinas, el IoT nos abre posibilidades para facilitar y mejorar la experiencia financiera de los usuarios. Permitir estas conexiones, registrar la información, almacenarla y analizarla, debe garantizar siempre la seguridad y confidencialidad de los datos.