Inicio Noticias Inicio Banca móvil se mueve hacia convergencia de servicios y seguridad

Inicio Banca móvil se mueve hacia convergencia de servicios y seguridad

Compartir

Si bien la banca móvil está en plena etapa introductoria en el mercado mexicano, donde esperan los bancos y las autoridades que se extienda su uso para que se convierta en un medio de pago práctico y accesible, la siguiente fase del desarrollo de esta tecnología es hacia la convergencia de servicios, consideran especialistas.

Para Samuel Hourdin, director de e-banking y autentificación on line de Gemalto para América Latina, las empresas de tecnología y los bancos están iniciando ya la segunda etapa de la banca móvil, donde a través del celular no sólo se podrán realizar operaciones básicas bancarias, sino también compras por ésta misma vía, así como la geolocalización de ofertas y la interrelación con otros dispositivos.

Para el especialista, el mercado mexicano está iniciando el despegue de este tipo de tecnologías, donde, de acuerdo con estimados de la empresa, en México, una de cada cuatro transacciones electrónicas será un pago móvil para el 2015.

Así, para el directivo, los temas que acapararán los reflectores el próximo año son los servicios de dispositivos móviles y la banca multicanal, los cuales serán aprovechados por los más de 40.6 millones de usuarios de Internet en México, y mediante los cuales se espera incrementar 30% de estos usuarios que hoy en día ya utilizan al menos un canal de e-banking.

En relación a las áreas de comercio electrónico y transacciones móviles, la empresa especializada en tecnologías de medios de pago consideró que se observarán incrementos notables, donde se estima inclusive que para el 2015, México mostrará porcentajes de crecimiento por encima de Brasil, quien actualmente lidera la región.

“La otra tendencia que se está llevando en paralelo es la convergencia de mecanismos de seguridad, donde ya no se requerirá cargar con un token, sino que a través de los sistemas informáticos se tenga una clave o autentificación segura que sirva para el celular y las transacciones en Internet”, dijo el directivo.

De acuerdo con el último estudio de la AMIPCI, 68% de las personas que no han realizado e-commerce es debido a que no saben cómo hacerlo y 22% es porque no confían en compartir información de sus tarjetas en línea.

Por ello, los bancos y las empresas están cambiando los dispositivos de seguridad, como es el caso de los servicios de banca móvil, donde, a través de la colocación de un chip especializado, los teléfonos tienen encriptado el código de seguridad que se utiliza en los servicios de banca por Internet.

“Obviamente hay que darle seguridad máxima a estos dispositivos, pero es un hecho que los próximos años serán de la banca móvil en mercados en desarrollo, como lo es el mexicano”, dijo el ejecutivo.

ehuerfano@eleconomista.com.mx

Fuente:eleconomista.com.mx