Guía para Realizar Transacciones Seguras en Internet

El pago en línea ha aumentado exponencialmente en los últimos años, convirtiéndose en una alternativa real para los compradores y en una atractiva forma de cometer fraudes.
 
Realizar transacciones a través de internet es cada vez más común, trámites bancarios, pagar las cuentas y comprar on line hoy son cosas comunes. De la mano con el crecimiento de este comportamiento han surgido estafadores que se dedican a tratar de vulnerar la seguridad de los sitios para tener acceso a los datos de los usuarios y finalmente a su dinero.
 
Para que esto no le suceda Samuel Hourdin, Director de Desarrollo de Negocios de Gemalto, nos entrega una simple y práctica guía para evitar ser estafados al realizar transacciones On- Line. “Si bien no existe un manual de instrucciones cabe recordar que sí hay ciertos consejos que, llevados a la práctica, propician resultados muy positivos” asegura Hourdin.
 
Nunca acceda a sitios de comercio electrónico o internet banking desde computadoras de terceros; utilice siempre una computadora personal con antivirus y asegúrese de que la dirección que se presenta en su browser corresponde al sitio que usted realmente quiere visitar. No utilice links en páginas de terceros o recibidos vía email y asegúrese de que el sitio tenga una conexión segura, es decir, que los datos transmitidos entre el browser y el sitio están encriptados.
 
Conviene configurar el programa de e-mail para que no ejecute programas automáticamente; desconfiar de empresas que solicitan un depósito y no dan la opción de pagar con tarjeta de crédito; y realizar transacciones sólo en sitios de instituciones que considere confiables, dando preferencia a las empresas grandes y conocidas. Se recomienda nunca digitar la clave o datos personales en emails, aunque los haya recibido de la empresa.
 
Tenga por hábito buscar en el website información sobre la dirección física de la tienda y sus teléfonos. Al realizar la compra, preste atención al plazo de entrega, las formas de pago, la entrega de factura, el período de garantía y las condiciones para poder cambiar el producto.
 
Verifique que estas políticas realmente existan y, por último, quítese todas las dudas con el servicio de atención on-line que ofrecen la mayoría de las tiendas. Aproveche ese espacio para consultar sobre las características y funcionalidades del producto. Aumente la cautela cuando no le respondan sus preguntas. Luego de estos consejos, sólo resta buscar, cliquear el mouse y ¡realizar buenas compras!
 
Por Samuel Hourdin, Director de Desarrollo de Negocios para el área de Gestión de Identidad y Acceso para Gemalto en Latino America.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top