Inicio Noticias Get-Up, la silla de ruedas que permite ponerse de pie

Get-Up, la silla de ruedas que permite ponerse de pie

Compartir

Un grupo de kinesiólogos y ex voluntarios de la Teletón crearon Get-Up, una innovadora silla de ruedas que, mediante un sencillo sistema mecánico, es capaz de levantar a las personas y ponerlas de pie aunque estas no puedan hacerlo por si solas. Solución que, además, genera una serie de beneficios sicológicos, en articulaciones y la piel, entre otros. Una revolución que, literalmente, cambia la forma de ver la vida.

Tras su paso por la Teletón donde hace algunos años trabajaron como voluntarios, este grupo de inquietos kinesiólogos se acercó al mundo de la discapacidad y vio el mundo de posibilidades para ayudar que existe ahí. Desde entonces, les rondó por la cabeza la posibilidad de generar una silla de ruedas, que además de movilizar a las personas, diera un paso más allá e hiciera que estas pudieran levantarse y estar de pie sin esfuerzo alguno. Así, hasta que hace algunas semanas –tras la última Navidad- se comenzaron a comercializar estas sillas.

Get-Up2-443x295Uno de los creadores de Get-Up, Juan Pablo Rodríguez, cuenta a Innovación.cl que han querido desarrollar un negocio social que entregue a las personas nuevas posibilidades y beneficios. “Las ventajas de usar Get-Up son varias. Por un lado, hay evidentes beneficios fisiológicos, como el hecho de activar estructuras del cuerpo que al no usarse por largos periodos tienden a atrofiarse. El solo hecho de mover los pies y estar de pie, genera una carga sobre el pie y las articulaciones, hace que el hueso pierda calcio y produce osteoporosis. Por eso, esta silla, al cambiar los puntos de tensión, evita que se conformen escaras, que siempre son muy complicadas de tratar”. Agrega que en términos sicológicos, el hecho de ponerse de pie produce enormes resultados en el estado de ánimo de las personas y mejora la autoestima.

Explica Juan Pablo que el mecanismo de las sillas de ruedas de Get-Up es tan sencillo como efectivo: cuenta con un sistema mecanizado y un motor que, al girar, activa un pistón que mueve a la silla, y esta, a su vez, es capaz de mover y levantar a la persona. “Se trata de un módulo muy simple, lo que nos ayudó a patentarlo de manera muy expedita. Lo bueno es que la persona no tiene que realizar ningún esfuerzo para levantarse con la silla porque toda la fuerza la hace la propia silla”. Es un dispositivo automático y eléctrico que funciona con baterías de litio, que otorgan una autonomía de cerca de una semana, dependiendo del uso que se le proporcione.

UN NEGOCIO SOCIAL

Juan Pablo expresa que el foco de Get-Up es posicionarse como un negocio social, principalmente debido al costo de las sillas para los usuarios. “Hemos querido comercializarlas a precios convenientes. Actualmente cobramos $ 980.000 por cada una de ellas cuando, perfectamente podríamos hacerlo al doble o triple y seguiríamos siendo más baratos que cualquier competencia que pudiera existir en el país”. Desde que comenzaron la venta de las sillas en diciembre pasado, hasta la fecha van más de 16 unidades vendidas, lo que les permite proyectar una consolidación en nuestro país para este año y también en desarrollar un fase de expansión del negocio en mercados extranjeros. “Gracias a la visibilidad que hemos tenido en el último tiempo, nos han llamado desde otros países, como Estados Unidos desde donde recibimos solicitudes por exportar a Get-Up”. Asimismo, revela que uno de los socios del proyecto se encuentra en Brasil, donde ya se sienten validados de momento que hay distribuidoras que quieren comprar las sillas. Allá están analizando las posibilidades comerciales de Get-Up, una de las cuales podría ser licenciar la patente con los fabricantes más importantes y que ellos las produzcan.

RobinsonEstos nuevos horizontes y potenciales nuevos requerimientos comerciales obligan a Get-Up a contar nuevo capital que les permita acrecentar de manera significativa la capacidad de producción de sillas, que en la actualidad es entre cinco y diez unidades a la semana. “Con nuevo capital que nos va a entregar Corfo, tendremos los recursos necesarios para abarcar los mercados que queremos conquistar y desde donde ya ha habido pedidos”, asegura Juan Pablo.

De todos modos, a nivel local también se están moviendo para hacer de Get-Up una solución conocida y utilizada por los chilenos. Para eso están en conversaciones con elServicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, que se ha mostrado muy interesado en conocer los alcances de este desarrollo. Según Juan Pablo, este servicio firmará junto a la incubadora 3IE y la Universidad Técnico Federico Santa María un acuerdo marco para desarrollar tecnología en conjunto, de tal manera que el Estado se involucre también en el impulso y promoción de estas sillas. “La idea es que estas sillas le puedan llegar a todas las personas”, explica.

Fuente: Innovación.cl