Inicio Noticias “El Estado está para otras cosas”

“El Estado está para otras cosas”

Compartir

El gerente general de la Asociación de Bancos, Alejandro Alarcón, se refirió hoy a las diferencias  generadas en torno a la prohibición de las ventas atadas de los bancos y las circulares emitidas por el Gobierno al respecto.

Alarcón dijo a Radio Cooperativa que “el Estado no debe pensar por la gente (…) está para otras cosas, para resguardar la industria regulada, para dar normas, pero al final es la gente la que decide y para eso las sociedades modernas tienen democracia”.

Según precisó, la Asociación de Bancos está evaluando la circular de la Superintendencia y adelantó que durante los próximos días emitirán un comunicado.

Al respecto, esta mañana el director del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), Juan Antonio Peribonio, dijo de manera categórica que la Ley del Consumidor no permite las denominadas ventas atadas.

En un comunicado emitido por el órgano fiscalizador, Peribonio asegura que los consumidores pueden exigir que los bancos no los obliguen a tomar un segundo producto además de su crédito hipotecario y no le pueden negar el servicio y si  el banco insiste, los consumidores pueden denunciar.

“Si bien las empresas pueden ofrecer ventas especiales donde le ofrezcan determinados productos por menor precio, lo importante es que los consumidores deben recibir información clara y oportuna para saber qué están contratando, y especialmente, tienen derecho a elegir libremente”, indicó la autoridad.

Polémica
El pasado 22 de septiembre la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, envió una circular donde se establecía que quedaba prohibido el sistema de ventas atadas, donde se supedita o asocia un segundo producto por la adquisición de otro. Para el caso, asociar una menor tasa de interés en un crédito hipotecario, si el cliente adquiere de manera paralela una cuenta corriente y otros productos del banco.

Sin embargo, el organismo envió luego una corrección, distinguiendo entre ventas atadas y las denominadas ventas conjuntas, donde no hay obligación de tomar otro producto, pero a la vez no se obtienen beneficios.

Fuente:latercera.com