Inicio Noticias En Europa cae el fraude en pagos ATM y POS

En Europa cae el fraude en pagos ATM y POS

Compartir

Baja el porcentaje de fraudes con tarjetas  ATM y POS, gracias a los avances tecnológicos como la EMV, pero las pérdidas en línea permanecen altas. Esto de acuerdo con cifras del Banco Central Europeo.

En el año 2011, el fraude de tarjetas, a través del área de pagos en euros, era de €1.16 mil millones. Un 5,85 más que el año anterior. Entre 2007 y 2011 el fraude se redujo un 7,6%, a pesar del valor de todas las transacciones que crecen más de un 10%.

La caída ha sido una desaceleración en el crecimiento del fraude ATM, así como una caída del 24% en el fraude llevado a cabo en los terminales de punto de venta, que el Banco Central Europeo  atribuye en gran parte, al despliegue de EMV (certificación de dispositivos).

Sin embargo, los avances logrados en el ámbito SEPA (Zona Única de Pagos en Euros), han sido parcialmente compensados ??por el fraude, en los países que aún tienen que lanzar EMV.

 En 2011, el 78% de total del fraude registrado con tarjetas falsificadas, se llevó a cabo en los países no incluidos en la SEPA, por encima del 61% en 2010. Los fraudes con tarjetas en cajeros automáticos y que están fuera de la zona SEPA, registraron  un aumento del 67% de las transacciones totales en 2010, al 95% en 2011.

La lucha contra el fraude de tarjeta-no-presente (TNP) ha demostrado ser más resistente, aunque después de años de crecientes pérdidas, la situación se estabilizó en 2011. TNP representa actualmente el 56% de todo el fraude de tarjetas registrando €655 millones de  euros.

El Banco Central Europeo añadió que en el Reino Unido, el TNP y en particular en el pago en línea, pueden afrontar el fraude con  el sistema 3-D Secure. Por otra parte, las recomendaciones publicadas en enero de este año,  por el Foro Europeo para la Seguridad, pidieron reglas de autenticación más fuertes y rigurosas.

Tarjetas emitidas en Luxemburgo, Francia y el Reino Unido, experimentaron las pérdidas por fraude más altas, como porcentaje de las operaciones regulares. Las operaciones llevadas a cabo en Irlanda eran las más propensas a ser fraudulenta: una de cada 1.000 transacciones, en comparación con la media de la zona euro, que hasta el 2012 presentaba alrededor de un fraude cada 4.000.

Fuente: Finextra