Inicio Noticias En Chile aumenta el uso del efectivo

En Chile aumenta el uso del efectivo

Compartir

Contrariamente a la tendencia que se venía observando desde hace varios años, donde las compras con tarjetas estaban reemplazando cada vez más al efectivo y al cheque, según un estudio de la consultora Consumer Meter, el último tiempo ha ocurrido exactamente lo contrario: un aumento del uso del efectivo y el cheque en desmedro del uso de las tarjetas de crédito, más información en el artículo que ponemos a continuación:

Fuente: El Mercurio

Estudio dice que consumidores estarían reemplazando uso de tarjeta por el efectivo y cheque.

Expertos afirman que las bandas de clonadores y el alza de tasas juegan en contra de los plásticos de bancos y multitiendas.

Al contado o cheque. Los consumidores estarían prefiriendo pagar en efectivo o abrir sus talonarios a la hora de pagar sus cuentas. Esto, en desmedro de las tarjetas de los bancos y de las casas comerciales.

Así se desprende de un estudio de la Consultora Consumer Meter, que deja en evidencia que las tarjetas -da lo mismo sean de platino, oro o plata- han perdido su brillo en los últimos meses.

Entre abril y julio de este año, del total de clientes bancarizados del Gran Santiago, el pago en efectivo pasó de representar un 65,9% del gasto a un 72%. Un aumento de más de seis puntos porcentuales. Los más perjudicados han sido los plásticos de las casas comerciales, que pasaron de tener un 15,3% de participación a sólo un 9% en el gasto.
Según expertos, el motivo por el cual los consumidores estarían prefiriendo pagar en efectivo o cheque sería por la desconfianza que habría generado la captura de grupos de clonadores de tarjetas.

Según datos de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la Región Metropolitana, sólo en el delito de uso fraudulento de plásticos se han investigado casos que involucran $1.500 millones en perjuicios a entidades bancarias y a sus clientes. En el período 2006-2007, este delito aumentó en un 337%.

El modus operandi más utilizado por los delincuentes es clonar los datos de la banda magnética de la tarjeta con un “skimmer” (lector de tarjetas de crédito que cuesta unos US$ 400 en el extranjero). De esta manera, cuando se entrega el plástico para pagar, el vendedor lo pasa por la máquina normal y, sin que se note, por el “skimmer”.

Los datos se incorporan a una banda magnética que se adhiere a una tarjeta con los datos del delincuente, quien comienza a desfalcar al titular del plástico.

Alza de tasas

Otro factor que ha incidido en la caída en el uso de las tarjetas de crédito de los bancos y de las casas comerciales es el alza de tasas de interés.

Para el académico de la Universidad Central Humberto Vega, las expectativas de las personas han bajado fuertemente con la subida de tasas de interés. “Por eso, no quieren usar las tarjetas“, sostiene.

El Consejo del Banco Central ha venido elevando la tasa de política monetaria. Hoy se ubica en 8,25%. Es por esto que todos los créditos de corto plazo, como tarjetas bancarias, de tiendas, créditos de consumo y líneas de sobregiro, destacan los expertos, están pagando una tasa de interés más alta.

Antecedentes del análisis

La empresa Consumer Meter -encabezada por Dionisio Seissus, sociólogo e ingeniero civil que trabajara en Latinpanel Brasil- ideó un panel de individuos, técnica ampliamente usada en Europa y Estados Unidos. ¿Su objetivo? analizar en profundidad los procesos de compra y consumo en Chile con seguimientos a 1.200 individuos, de entre 18 y 64 años, contactados semanalmente.

20,7 millones Es el número total de tarjetas emitidas por las multitiendas. Los bancos comerciales aportan otras 5,4 millones más.