Inicio Noticias Fintech crecen en Latinoamérica pero la captación de dinero aún es baja

Fintech crecen en Latinoamérica pero la captación de dinero aún es baja

Compartir

Fuente: www.elcomercio.pe

Latinoamérica ha crecido en el desarrollo de las fintech, empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros, sin embargo esas compañías en la región siguen en una etapa subdesarrollada.

“La captación de dinero para desarrollo de fintech en Latinoamérica es aún baja”, dijo hoy a Efe Allen Cuelli, director senior de soluciones de productos y habilitación de nuevos tipos de pagos de Visa para América Latina y el Caribe.

“Hay entre 23.000 y 26.000 millones de dólares a nivel global destinados a la inversión de fintech, pero la región participa solo con 600 millones de dólares de inversión”, apuntó Cuelli.

A nivel subregional, Centroamérica y el Caribe es la que menor participación en el sector posee debido a que el acceso al capital y la comunidad destinada a la creación de esas herramientas “es menos madura”, afirmó Cuelli, quien auguró buenas iniciativas para desarrollar en un futuro.

Según datos recientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en 15 países de la región se han identificado 703 empresas destinadas a soluciones financieras, y solo entre 2014 y 2016 se han creado tres de cada cinco fintech.

El informe Emprendimientos Fintech en América Latina, creado en conjunto entre el BID y Finnovista, detalla que en 2012 se registraron el 7,7% de las fintech existentes, cifra que ha crecido hasta 2016.

En 2013 el porcentaje llegó a 14,4 %, mientras que en 2014 fue de 15,1%, en 2015 de 23,2% y en 2016 de 21,8%.

Por países, los que mayor fintech han desarrollado están Brasil con 230, México (180), Colombia (84), Argentina (72), Chile (65), Perú (16), Ecuador (13) y Uruguay (12).

A pesar de los buenos índices de crecimiento, América Latina avanza a tasas menores si se compara a nivel regional con Europa, Asia y Oriente Medio.

“A nivel macro Latinoamérica está subdesarrollada en cuanto a inversión, pero los inversionistas están viendo que hay grandes oportunidades aquí y hay más dinero que está llegando, muchos de los jugadores globales están diciendo que ahora el tiempo es para Latinoamérica”, señaló el ejecutivo.

La desventaja de la región también se vio influenciada por el rechazo de la banca a estas compañías, pues hace “cinco años las entidades veían las fintech como una amenaza”, algo que ha cambiado, pero que en algunas oportunidades persiste, lo cual podría resultar en perjuicio para el propio mercado.

“Los bancos deben tener su enfoque en mejorar la experiencia del cliente final, si no la están mejorando, si la experiencia es tediosa (los clientes) van a encontrar otra solución, los bancos se han dado cuenta de eso y quieren colaborar, algunos lo ven como amenaza y ahí el tiempo dirá, pero quienes ofrecen mejor experiencia a los consumidores son los que van a ser los ganadores”, explicó Cuelli.

Para esto, las fintech han diversificado sus ofertas de servicio, siendo las plataformas destinadas a financiación alternativa la que mayor terreno abarca en el sector con el 25,6%.

A esto se suman los servicios de pagos (25,25%), gestión de finanzas empresariales (13,2%), empresas de tecnología para instituciones financieras (8%) y trading y mercado de valores (5,5%), entre otros.