Inicio Noticias Emprendimiento e innovación en Colombia: ¿Qué nos está haciendo falta?

Emprendimiento e innovación en Colombia: ¿Qué nos está haciendo falta?

Compartir

Extraído de un estudio realizado por  Rafael Vesga. Profesor Facultad de Administración – Universidad de Los Andes. El estudio que realiza el Profesor Rafael Vesga presenta un análisis que permite visualizar cómo interactúan las principales variables que determinan la innovación en los tres niveles del contexto macro, las organizaciones y los individuos en Colombia.

El impacto del emprendimiento y la innovación sobre los negocios avanza de una manera tan rápida, que resulta difícil entender cómo actuar para lograr los resultados que un país como Colombia busca en este frente. La evidencia internacional confirma que los niveles más altos de desarrollo corresponden a países que muestran también altos niveles de emprendimiento innovador en sus economías.

El emprendimiento innovador es una actitud en las personas, una cultura y una capacidad en las empresas y una característica del entorno competitivo en los países.

El emprendimiento innovador en Colombia

El nivel macro

En el nivel macro del análisis, diversos trabajos permiten comparar a Colombia con otros países del mundo (Global Competitiveness Report, 2007).

En términos de tamaño, la de Colombia es una economía relativamente importante en el mundo. Cuando se ordenan los países de América Latina por el tamaño de su Producto Interno Bruto Colombia está en quinto lugar, después de Brasil, México, Argentina y Venezuela. De la misma manera, en la clasificación que adelanta el Global Competitiveness Report (GCR), Colombia queda clasificada como el país número 30 por tamaño de mercado, entre 131 analizados en el año 2007, y en América Latina solamente es superada por Brasil, México y Argentina.

Sin embargo, en el Índice Global de Competitividad Colombia ocupa el lugar 69 y es el quinto país de América Latina, después de Chile, México, Costa Rica y El Salvador. En cuanto a la eficiencia de su mercado de bienes, el país está en el puesto 85. En cuanto a su alistamiento para la tecnología (technological readiness) aparece en el puesto 76 y en materia de innovación se encuentra en la posición 72 entre los 131 países analizados.

El diagnóstico del GCR indica que Colombia sobresale por el tamaño de su mercado, la estabilidad macroeconómica y la cobertura de los sistemas de salud y educación, pero en los demás indicadores se encuentra en puestos que están mucho más abajo en la clasificación. En particular, los temas de infraestructura (puesto 86), innovación (puesto72), crimen organizado (puesto 126) y  confianza en los políticos (87) son reveladores para entender dónde es urgente actuar en el nivel macro. Si hacemos a un lado por un momento los temas relacionados con el sistema político y el orden público, resulta que la innovación y la infraestructura son los dos elementos críticos que están afectando la competitividad del país. En otras palabras, si Colombia lograra avanzar en innovación e infraestructura, lograría un progreso sustancial en el ordenamiento de competitividad en el marco de América Latina y también en el contexto global.

¿Qué pasa en Colombia con la innovación? Colombia muestra una posición particularmente atrasada en este campo, incluso en comparación con América Latina.

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación, la inversión privada en tecnología en Colombia oscila entre el 15% y el 20% del total, cuando en países como México y Brasil ese porcentaje llegó en el año 2003 a 29,8% y 39,8% respectivamente. Según la información del documento Visión Colombia II Centenario, del Departamento Nacional de Planeación, mientras que en el período 2002-2004 en Colombia se expidieron en promedio 0,03 patentes por cada 100.000 habitantes, en Chile el indicador fue 0,13 y en Argentina 0,53. El gasto total en Investigación y Desarrollo como porcentaje del PIB en el año 2004 en Colombia llegó a 0,37% del PIB, mientras que en Chile fue de 0,65% del PIB, en Brasil de 0,93% del PIB y en Israel de 4,55% del PIB. El número de investigadores por 100.000 habitantes en Colombia era de 109 en el año 2003, mientras que en Chile era 444, en Brasil 323 y en Corea del Sur 3.187. Las agencias internacionales estiman que un país debe invertir al menos el 2% de su producto bruto en ciencia y tecnología.

El nivel de las empresas

El diagnóstico de lo que está pasando en el nivel de las empresas en términos de capacidad emprendedora e innovadora guarda muchas semejanzas con el del nivel macro. En pocas palabras, la tradición empresarial en Colombia no favorece el desarrollo de la innovación.

Dentro del Global Competitiveness Report, los factores asociados a la capacidad empresarial en Colombia son relativamente buenos. El país queda clasificado en el puesto 48 en cuanto a calidad de los proveedores locales de insumos, lo que implica un desempeño muy superior a su promedio de competitividad general. Sin embargo, en cuanto a sofisticación de los negocios está clasificado en el puesto 65 y en innovación ocupa el puesto 72.

Mirando hacia adelante

En síntesis, la mirada a los niveles macro, de las empresas y de los individuos permite identificar fortalezas y debilidades críticas para el desarrollo del capitalismo del emprendimiento y la innovación en nuestro país.

En los tres niveles, Colombia presenta una situación destacada en términos de fuerza empresarial y potencial de desarrollo. También en los tres niveles, sin embargo, el desempeño del país en las comparaciones internacionales se desploma cuando se considera lo que está ocurriendo en materia de innovación. El análisis de la situación de competitividad muestra que si Colombia avanzara en los temas de infraestructura e innovación, su competitividad en términos internacionales podría aumentar velozmente.

A la luz de lo anterior, algunos puntos relevantes para avanzar en el desarrollo del capitalismo emprendedor en el país son los siguientes:

• Capital de riesgo. Es necesario crear mecanismos de educación de los inversionistas e instrumentos que permitan hacer compatible el perfil de riesgo de los proyectos de innovación con los perfiles de riesgo de los inversionistas.

• Redes. La construcción deliberada de redes de emprendedores es un paso necesario para el desarrollo de estos proyectos. Las capacidades competitivas de las empresas de innovación dependen en forma crítica de los activos intangibles relacionados con el conocimiento, los cuales requieren de la existencia de redes efectivas para poder desarrollarse.

• Infraestructura. El desbloqueo de los sistemas de puertos y carreteras del país es esencial para el emprendimiento innovador. En términos de telecomunicaciones y tecnologías de información se ha avanzado en esta década, pero se requiere acelerar el paso.

• Actores. Existe en Colombia una amplia gama de iniciativas y actores que están trabajando para que el país desarrolle una cultura empresarial más emprendedora y más innovadora. En ciertas áreas hay una gran concentración de esfuerzos, que quizás llevan a la redundancia, mientras que en otras hay vacíos que nadie está cubriendo. Resulta fundamental organizar estos esfuerzos para darles coherencia.

• Investigación. Es indispensable multiplicar los esfuerzos de investigación sobre los determinantes de las fuerzas que afectan el emprendimiento y la innovación en los tres diferentes niveles. Hay una concentración de esfuerzos en el tema macro y en las consideraciones de política pública, pero sabemos poco sobre los determinantes en los niveles de la empresa y el individuo. Es preciso redoblar los esfuerzos de investigación respecto a ellos y a la forma como los determinantes del emprendimiento y la innovación conectan con los otros dos niveles.

Para leer el análisis completo, haga click aquí

Fuente: Revista Emprende.