Inicio Noticias ¿Emprender o no emprender en ‘fintech’?

¿Emprender o no emprender en ‘fintech’?

Compartir

Estas ‘start up’ son al mismo tiempo competencia y ‘partners’ tecnológicos idóneos de la banca tradicional. ¿Cuál es el ‘exit’ más probable de estas jóvenes empresas? ¿Están los bancos dispuestos a abrirles paso? En definitiva, ¿es éste un buen sector para lanzar una ‘start up’?

El fintech es una de las tendencias del momento. La palabra define aquellas iniciativas tecnológicas que amenazan en algún punto al negocio de los bancos tradicionales. Un reciente informe del World Economic Forum calcula que la oportunidad de negocio, sólo de las fintech dirigidas a las pymes, es de dos billones de euros -billones, con b-.

Y aunque se tiende a pensar que el gran potencial de estas start up está en los países en desarrollo, no podemos olvidar que el 38% de la población en EEUU y otros dos millones de personas en Reino Unido están sub-bancarizados. ¿Quién podría resistirse a emprender en este sector?

Las cosas nunca son tan sencillas, lo que no quiere decir que sea imposible. Veamos por qué.

LA REACCIÓN DE LOS BANCOS

La respuesta de los bancos varía enormemente. En España, las entidades más avanzadas tienden a “vigilar” el fenómeno, pero con prudencia, invirtiendo en algunas start up del sector y comprando otras. El objetivo de esas operaciones no es tanto quitarse un potencial competidor de encima como abrir la puerta a que parte de esa innovación pueda integrarse en el banco en un futuro no muy lejano. “Ahora bien, la mayor parte de start up en las que invierten son extranjeras”, advirtió Philippe Gelis, cofundador y CEO de la puntocom de cambio de divisas Kantox, durante una reciente mesa redonda en FICOD (Foro Internacional de Contenidos Digitales).

A medio plazo, otro informe elaborado por Oracle y Evoca concluye que algunas entidades se convertirán en proveedoras de servicios financieros, integrando así tanto productos y servicios propios como de terceros. Todo indica que así será, “pero el cambio cultural que supone esa apertura llevará tiempo”, sugiere Eloi Noya, fundador de la plataforma decrowdlending LoanBook.

¿BURBUJA SÍ O NO?

En 2014, las start up fintech levantaron 12.200 millones de dólares de capital riesgo (unos 10.000 sólo en EEUU), y la cifra podría duplicarse este año. “Sí que existe una burbuja de inversiones y valoraciones, fundamentalmente en EEUU”, confirma Matteo Rizzi, socio de SBT Venture Capital. Rizzi, que lleva más de veinte años trabajando en el mundo fintech, es considerado uno de los grandes referentes internacionales del sector. “La burbuja se irá desinflando sola a medida que el sector madure”, valora Gelis.

“En España, las cantidades de venture capital que se manejan son mucho más prudentes. No creo que aquí haya burbuja”, matiza Francisco Amián, cofundador del portal de compensación de facturas Deudae.

LA CARA B DEL ‘VENTURE CAPITAL’

Mooverang, el gestor de la economía personal respaldado por OCU, estima que existen en España 83 compañías de fintech, y que en 2014 levantaron en conjunto 93 millones de euros de venture capital.

Si bien “no creo que el exit más probable para una start up fintech sea que la compre un banco”, según Rizzi, aquellas compañías que hayan cerrado rondas de financiación sobredimensionadas podrían sufrir las consecuencias: los fundadores podrían diluir en exceso su participación y encontrar más dificultades para vender su empresa a un tercero.

“En España, al menos a corto plazo, el gran reto de las start up financieras es ganar volumen, para lo cual se producirán muchas consolidaciones”, vaticina Amián.

¿Y LAS GRANDES ‘PUNTOCOM?

Es la pregunta del millón: si el fintech es verdaderamente capaz de hacer frente a la banca, ¿por qué las grandes puntocom se mantienen al margen? Mejor dicho, Google, Apple o Facebook han lanzado algunos servicios que podrían considerarse fintech, como por ejemplo los monederos virtuales (wallets) o Facebook Payments (permite enviar o recibir dinero por Messenger, en algunos países), pero no se han lanzado de lleno a competir con los bancos. “No creo que las grandes puntocom quieran convertirse en bancos. ¿Para qué, si su negocio les genera unos márgenes de beneficio mucho mayores?”, se pregunta Gelis.

“Es un sector muy regulado y donde no está claro todavía qué modelos de negocio prosperarán”, añade Noya.

LOS ESCENARIOS MÁS PROBABLES

En definitiva, todo apunta a que, de aquí a cinco años:

  • Muchas start up desaparecerán.
  • Otras muchas start up se consolidarán entre sí para poder ofrecer un portfolio más completo de productos y servicios, y ganar el volumen que les permita competir en el mercado.
  • Dos o tres de esos nuevos jugadores online se convertirán en gigantes puntocom.
  • La banca tradicional continuará su consolidación. La adopción del big data les permitirá afinar sus estrategias comerciales y tecnologías como el blockchain animarán a algunas entidades a explorar nuevas líneas de ingresos. Los modelos de negocio vivirán así una evolución, más que una disrupción.
  • Los bancos más innovadores crearán redes de partners donde darán cabida a algunasstart up. No parece, no obstante, que el exit más probable para un emprendedor sea vender su start up a un gran banco.

ONCE TIPOS DE ‘START UP’

  1. TRANSACCIONES MÓVILES. PLATAFORMAS MÓVILES PARA LA REALIZACIÓN DE PEQUEÑOS PAGOS ENTRE PARTICULARES Y LA FIDELIZACIÓN DE CLIENTES EN TIENDAS FÍSICAS.
  2. CRÉDITOS ONLINE P2P. SERVICIOS PARA LA GESTIÓN DE CRÉDITOS ONLINE P2P PONIENDO EN CONTACTO A DEMANDANTES CON INVERSORES.
  3. MOBILE WALLETS. SOLUCIONES PARA LA REALIZACIÓN DE PAGOS CON TARJETA DE CRÉDITO O DÉBITO A TRAVÉS DE DISPOSITIVOS MÓVILES.
  4. MONEDAS VIRTUALES. SOLUCIONES PARA LA GESTIÓN DE PAGOS ONLINE CON BITCOINS.
  5. TRANSFERENCIAS DE DINERO. SERVICIOS ONLINE PARA EL ENVÍO DE REMESAS A FAMILIA Y AMIGOS EN OTROS PAÍSES.
  6. CRÉDITOS ONLINE P2P (‘RETAIL COMMERCE’). SOLUCIONES TECNOLÓGICAS PARA EL SECTOR ‘RETAIL’.
  7. EQUITY CROWDFUNDING. PLATAFORMAS QUE PONEN EN CONTACTO ONLINE A INVERSORES CON ‘START UP’ QUE BUSCAN CAPITAL SEMILLA.
  8. NEGOCIACIÓN DE ACCIONES. SISTEMAS PRIVADOS DE NEGOCIACIÓN DE TÍTULOS (‘DARK POOLS’).
  9. SOLUCIONES TECNOLÓGICAS PARA ENTIDADES FINANCIERAS. HERRAMIENTAS Y PLATAFORMAS DE BANCA DIGITAL PARA POTENCIAR LA COLABORACIÓN Y LA COMUNICACIÓN ENTRE ENTIDADES FINANCIERAS Y CLIENTES EMPRESARIALES.
  10. SOLUCIONES FINANCIERAS MÓVILES EN PAÍSES EN DESARROLLO. PLATAFORMAS PARA EL DESARROLLO DE SERVICIOS FINANCIEROS MÓVILES DIRIGIDOS A BANCOS, ENTIDADES FINANCIERAS Y OPERADORES DE TELECOMUNICACIONES EN PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO.
  11. DATOS DE MERCADOS FINANCIEROS. PROVISIÓN DE DATOS FINANCIEROS, EVALUACIONES Y ANALÍTICAS A CLIENTES BAJO SUSCRIPCIÓN.

(Fuente: ‘Financial Ecosystems. Explosión de plataformas’, elaborado por Oracle, con la colaboración de Evoca).