Inicio Noticias El uso de la realidad virtual y aumentada crece en medicina y...

El uso de la realidad virtual y aumentada crece en medicina y turismo

Fuente: www.efeempresas.com

La medicina, el turismo o la construcción son algunos de los sectores en los que más crece la realidad aumentada y virtual, tanto para trabajar internamente en proyectos de empresa como para ofrecer aplicaciones a sus clientes.

Estas nuevas aplicaciones empresariales de realidades extendidas, sumadas al sector del entretenimiento o el deporte, que tienen un fuerte peso, han sido tratadas este viernes en la IV edición de DevfestXR, un evento que incluye charlas, exposiciones y talleres dirigidos a un público interesado en estas nuevas tecnologías.

Según ha explicado a Efe uno de los organizadores del evento y miembro de GDG de CáceresJuan Barambones, “los videojuegos son una de las aplicaciones, pero también está creciendo la utilización de realidades extendidas en el sector de la industria, el turismo, la medicina o la construcción”.

Como ha explicado el gestor de proyectos de 6DLABDaniel Rubio, “la medicina está avanzando mucho a la hora de incorporar estas tecnologías en los quirófanos“.

Según Rubio, “la realidad virtual va a ser relevante en la simulación, el diagnóstico y la rehabilitación” y ya son varias las universidades que están utilizando estos sistemas en sus prácticas para familiarizarse con sus aplicaciones.

El otro organizador del evento y miembro de GDG de LleidaAndreu Ibáñez, ha explicado a Efe que “el sector del turismo también está integrando estas nuevas tecnologías que aprovechan la realidad aumentada para hacer visitas virtuales” y ver, por ejemplo, cómo era ese lugar hace 500 años.

Otros sectores

Según Ibáñez, todas las empresas del IBEX35 utilizan estas tecnologías, ya sea para proyectos internos, en los que hacen uso de estas realidades extendidas, o bien para aplicaciones que los clientes pueden utilizar.

Otro sector en el que funcionan este tipo de tecnologías, es la logística ya que, como ha explicado Barambones, “simplemente mirando a los códigos de barra de las cajas ya sale información de dónde tiene que ir ese paquete”.

En el sector de la construcción, se pueden crear sobre el papel un plano en 3D y llevarlo a una realidad aumentada a través de aplicaciones para que esté en un entorno digital en el que se puedan transformar los materiales o los acabados de un edificio de forma automática.

En las retransmisiones deportivas también se están empezando a utilizar tecnologías como la grabación en 360 grados y, además, este vídeo se podría combinar con realidad aumentada, ya que hay muchos tipos de tecnologías que se pueden integrar y usar unas con otras.

Todos estos procesos se pueden hacer en un sistema tridimensional que puede verse a través de unas gafas o en un “smartphone”.

Realidad aumentada y realidad virtual

Barambones ha explicado la diferencia entre la realidad aumentada y la virtual y es que “la aumentada se caracteriza por poner una capa tecnológica en el ordenador pero, aun así, no dejas de ver la vida real, y en la virtual directamente desaparece la realidad del entorno y la persona entra en otro diferente”.

Según el organizador, en el futuro se verán gafas “con las que estés en realidad virtual y, a través de un botón, puedas ver la realidad aumentada, combinando los dos mundos”.

No es algo masivo, pero cada vez son más las empresas que están introduciendo este tipo de tecnología en su trabajo diario.

Según Barambones, “el entretenimiento es siempre el primer paso, es el que antes llama a la puerta, porque los videojuegos siempre van por delante en todo este tipo de tecnologías”.

La mejora de los dispositivos

Ibáñez ha explicado que ahora se cuenta con más productomás demanda y más fabricantes, como GoogleFacebookSamsung o Microsoft, pero todavía Apple no se ha sumado a este sector tecnológico.

Es por ello que el precio de las gafas ha bajado porque hay más competencia, y lo que antes costaba 1.000 euros ahora se puede conseguir por 200.

Además, la resolución de las gafas ha aumentado cada año pero, según Ibáñez, “todavía no es realística total, ya que eso cuenta con mucha capacidad de computación detrás”.

Hace cuatro años que nacieron estas nuevas tecnologías y, según Rubio, ya son 180 empresas que trabajan en ellas y “hay que saber adaptarse al cambio y crear valor en los negocios”.