Inicio Noticias Banco SEB AB de Escandinavia, niega a clientes las solicitudes para abrir...

Banco SEB AB de Escandinavia, niega a clientes las solicitudes para abrir cuentas con Bitcoin

Compartir

El banco SEB AB de Escandinavia está negando a clientes, las solicitudes para abrir cuentas que apuntan a manejar la moneda virtual Bitcoin, debido a la gran incertidumbre sobre su condición.

SEB AB, el mayor operador nórdico de divisas, está rechazando los pedidos de los clientes que quieren abrir cuentas para manejar Bitcoin.

El banco con sede en Estocolmo, por ahora ha decidido no tocar el Bitcoin, debido a las “grandes incertidumbres” sobre su condición, aseveró Johan Andersson, director de riesgo de SEB.

“Dadas las normas que hemos establecido para nosotros y las normas dictadas por las autoridades para impedir el lavado de dinero, en este momento hemos decidido no ofrecer transacciones, cuentas o cambio de divisas en Bitcoin”, explicó.

Los reguladores escandinavos, que han fijado algunas de las normas bancarias más estrictas del mundo, han estado de acuerdo en manifestar su escepticismo respecto de Bitcoin y sus competidores.

Ninguna autoridad de la región reconoce a Bitcoin como forma de dinero. Sin embargo, a medida que los consumidores y las empresas siguen utilizando el sistema de pago virtual, los bancos más grandes de Escandinavia están empezado a reaccionar.

“Hemos recibido pedidos de compañías que quieren abrir cuentas en Bitcoin” y “hasta ahora no los hemos aceptado”, dijo Andersson.

“Cuando tomamos decisiones respecto de los clientes empresariales, debemos entender el negocio, debe haber un plan de negocios sostenible y procedimientos para cumplir con las normas contra el lavado de dinero”, acotó.

SEB no es el único que ha hecho sonar la alarma. Nordea Bank AB, el mayor banco de Escandinavia, aconseja a sus clientes pensarlo dos veces antes de tocar el Bitcoin.

Un experimento

El banco no realiza transacciones ni ofrece servicios que utilicen Bitcoin y “advierte a sus clientes sobre los riesgos relacionados con Bitcoin”, señaló Erik Durhan, portavoz de Nordea.

“Es una moneda digital experimental” que “no está sujeta a reglamentación y supervisión, como los sistemas de pago tradicionales”, enfatizó.

Desde su creación en 2008, Bitcoin es un desafío para los reguladores y los legisladores, que tienen dificultades para ponerse al día mientras las personas usan el software para pagar todo tipo de cosas, desde aranceles universitarios a tazas de café y donaciones de campaña para el Senado en los Estados Unidos.

 El gobierno de Suecia advirtió que Bitcoin podría prestarse al lavado de dinero o incluso al terrorismo financiero. La autoridad impositiva del país planea rechazar Bitcoin como moneda y tratarla en cambio como un producto artístico o una obra de arte.

En toda la región nórdica, donde gobiernos con nota de riesgo crediticio “AAA” y perspectiva “estable” están a la vanguardia en el dictado de normas para proteger a los bancos de futuras crisis, las autoridades ahora están entre las primeras en adoptar una posición frente a Bitcoin.

En Noruega, el Departamento de Impuestos decidió considerarla un activo imponible. Finlandia planea tratarla como una materia prima, mientras que los reguladores daneses están elaborando una propuesta para los legisladores como parte de un esfuerzo para proteger a los consumidores y las empresas.

Sin embargo, los reguladores nórdicos coinciden en que no pueden impedir que la gente use Bitcoin. La Autoridad de Supervisión Financiera de Dinamarca dice que la difusión de las monedas digitales es inevitable y que los reguladores deben asegurarse de estar listos para esa realidad.

 Fuente: Bloomberg News