Inicio Entrevistas El reto de la banca tradicional: complementarse con las Fintech

El reto de la banca tradicional: complementarse con las Fintech

Ebankingnews

Los bancos están avanzando cada día más hacia formas de trabajo ágil para lograr productos rápidos de cara al cliente. Así lo señala Marcelo Fondocaro, vicepresidente de Ventas de VeriTran, quien además explica que los bancos suelen tener una estructura interna compleja, por lo que mostrar algo nuevo a veces les toma tiempo y se les hace muy complicado.

“En ese momento aparecen las Fintech, que son empresas más veloces. No tienen las estructuras gigantes que caracterizan a la industria financiera; no poseen múltiples productos, sino que cuentan con un producto único. Ofrecen soluciones particulares, específicas y muy orientadas. De ahí viene su éxito, su auge y la adopción que tienen los clientes sobre ellas”; afirma.

Con estos argumentos preliminares, la redacción de Ebankingnews conversó con Fondacaro sobre el auge y desarrollo de las Fintech.

 ¿Qué considera usted que debe hacerse desde la industria financiera con el auge de las Fintech?

Fondacaro: Desde la industria financiera hay algunas problemáticas a la hora de desarrollar, tener velocidad y responder. Entonces, lo que surge ahora son las plataformas abiertas que permiten integrar soluciones de Fintech con las necesidades de los bancos, para así poder dar servicios de forma más rápida y dinámica a los clientes.

Esas plataformas abiertas, que hoy están teniendo mucho éxito, lo que permiten es que los bancos desarrollen de manera más rápida. No tengan que realizar desarrollos internos.

-¿Las Fintech son positivas y terminan siendo un aliado para los bancos?

Hay diferentes tipos de Fintech. Hay diferentes tipos de categorías. Incluso, está la categoría de las Techfin. En algunos casos, las Fintech van a ser competencia de los bancos, porque aparecen bancos 100% digitales que compiten con los bancos tradicionales. Después tenemos Fintech que son complementarias. Se asocian a los bancos, y ofrecen tecnología. Por ejemplo, de remesas. Hay bancos que no ofrecen ese servicio. Hay Fintech que lo hacen y permiten conectar al banco con otros países, para hacer el envío del dinero. En unos casos van a competir y en otros van a colaborar.

Las Techfin, son compañías que proveen tecnología a la industria financiera, no somos competencia para los bancos. Somos un aliado que permite a través de plataformas abiertas, que los bancos puedan desarrollar mucho más rápido e incluso, competir con las FinTech, dándole velocidad de respuesta y velocidad de innovación que las Fintech tienen. Entonces con esas plataformas abiertas, los bancos pueden construir algo mucho más rápido y dar respuestas al mercado como si fueran una Fintech.

-¿Cómo crear un entorno digital innovador cómodo para prestar servicios financieros de manera ágil?

Venimos trabajando con muchos bancos desde hace años. Hemos aprendido varias lecciones. Lo primero, es no cerrarse a creer que uno tiene la verdad absoluta. Muchas veces los bancos lo creen, piensan que, con sus desarrollos internos, ellos pueden dar respuestas a las necesidades del mercado. Ahí es donde se cierran. No pueden hacer una innovación genuina porque la innovación no está adentro, está en todo el mundo y hay que entender qué es lo que está pasando en todo el mundo.

Después, hay una metodología de trabajo que algunos bancos están utilizando que es la metodología ágil. Pero no ágil de cambiar la forma de programar, y de cómo se forman los equipos de trabajo. Sino ágiles para entregar cosas rápidas. Medir esas entregables en el mercado. Ver cómo funcionan. Si se equivocan, equivocarse rápido y barato para cambiar de forma veloz. Entonces, a veces hacen proyectos que los llaman metodologías ágiles y tardan un año en entregar o no entregan nada. Después de un año van consultoras. Les venden un proyecto; tienen un equipo de 100 personas cada una. Gastan millones de dólares y no entregan nada; cero resultados.

Lo que deben hacer los bancos es tener una plataforma abierta que te permita incorporar tecnología de cualquier tipo. Poder leer bien las necesidades del usuario e ir midiendo. Si ven que el cliente va aceptando la oferta que estás haciendo, continuar en el camino y si no, vas haciendo pequeños ajustes hasta poder acompañarlo como quiere.

-¿Plataformas abiertas? ¿Cómo funcionan?

El modelo tradicional, que los bancos tienen, es el viejo modelo de poner gente a programar. Las plataformas abiertas lo que tienen son herramientas que permiten, sin necesidad de tener programadores, generar esas aplicaciones de forma muy rápida con configuraciones y parametrizaciones. Por ejemplo, es como un powerpoint, donde no necesitas de gente experimentada en programación, no necesitas programadores. Con gente que conozca del negocio, analistas funcionales, de forma rápida pueden generar flujo de aplicaciones.

-¿Cuáles son los beneficios de las plataformas ágiles?

Tienen varios beneficios, no solo es un tema de costos. Obviamente, todo lo que tiene años de experiencia montado sobre una tecnología, te reduce los costos. No tienen que contratar mano de obra cara para el diseño de aplicaciones sin tener que tener cientos de programadores para hacer esto. Primero, se elimina un montón de horas de programación. Lo más importante no es reducir las horas de trabajo para desarrollar, sino que lo que reduces sustancialmente es la curva de aprendizaje. Las plataformas abiertas ya han superado esto. Tienen muchas horas de experiencias de gente que ya viene trabajando desde hace años sobre ellas, y muchas horas de experiencia de empresas que vienen trabajando sobre esas plataformas, como así también muchas horas de las Fintech que están desarrollando tecnología que se incorporan a estas plataformas abiertas.

-¿Cuáles son los requisitos para usar plataformas abiertas?

No hay requisitos en especial. Las plataformas abiertas están desarrolladas bajo las mismas tecnologías que los bancos hoy utilizan para hacer sus aplicaciones móviles. Funcionan sobre cualquier dispositivo móvil: iphone, Android. Funcionan sobre cualquier navegador web. En ese sentido, no hay requerimientos específicos ni particulares.

-¿Están destinados al fracaso los bancos que no se apeguen al proceso de transformación digital?

Van a empezar a perder rentabilidad. El banco en el mundo físico es un negocio muy caro. A la larga, las sucursales van a tener menor flujo de personas, y todo lo que tenga que ver con el elemento físico con la distribución de POS, la distribución de tarjetas físicas y plásticas, van a empezar a desaparecer por un tema de costos y de experiencias de uso. Entonces, los bancos que no transiten la transformación digital, hoy están corriendo un riesgo enorme. Por eso la supuesta amenaza de las Fintech, que aparecen de un día para otro, tienen millones de usuarios, cuando a un banco tradicional eso le costó 10 años lograrlo.