Inicio Noticias El móvil como medio de pago genera el doble de gasto entre...

El móvil como medio de pago genera el doble de gasto entre los consumidores

Compartir

En el vending todavía se mira de lejos el pago a través del móvil a pesar de que ya hay tecnología suficiente para integrar estar fórmula con todas las garantías. Y es que todavía es un recurso que los consumidores no han adoptado en su cotidianidad, estando su uso restringido a segmentos de población muy concretos.

Un nuevo estudio vuelve a poner de manifiesto cuáles son los motivos por los que el pago mediante el teléfono no despega y se iguala al de la tarjeta. ‘The Consumer View of Mobile Payments’ realizado por Bain & Company achaca esta lenta adopción a la desconfianza que todavía genera.

El estudio se ha realizado en EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania y España entre más de 25.000 participantes y a pesar de que casi la mitad de ellos y el 70% en el caso de los países europeos son conscientes de las opciones de pago por móvil existentes, sólo uno de cada cuatro está dispuesto a usar su dispositivo telefónico para su uso en las transacciones habituales.

Aquí reside la principal traba a la que se enfrenta esta tecnología que, por otra parte, presenta unos datos muy positivos para el consumo, ya que el gasto que realizan los usuarios que sí emplean su móvil para el pago duplica el de los que no lo utilizan en el caso de Estados Unidos y las Islas Británicas y entre un 30% y un 60% en Francia, Alemania y España.

La privacidad y la seguridad del método son los motivos que esgrimen aquellos que no están dispuestos a adoptar esta nueva opción de pago, elevando el rechazo hasta el 40% por esta justificación.

Salvada esta circunstancia, hay factores en el estudio que invitan a pensar en el rápido crecimiento en la adopción del pago de las compras por medio del móvil en los próximos años.

El primero de ellos es que cada vez más consumidores utilizan sus móviles para cuestiones financieras. La tasas de crecimiento anual de la banca móvil supera el 59% en los últimos cuatro año, frente al 35% de la banca online.

También encontramos la intención de compra de estos ciudadanos entrevistados. Si bien sólo entre el 3% y 7% había empleado el móvil alguna vez para formalizar un pago, hasta el 27% se manifestaba abiertamente partidario de probar.

Hay disposición para complementar la tarjeta de crédito y el efectivo con las soluciones móviles que ahora mismo hay en el mercado, por lo que es tarea de la industria de los medios de pago y los bancos transmitir las virtudes de esta fórmula y hacérselas ver al consumidor final. No sólo se debe hacer referencia a la rapidez, el acceso en tiempo real al control de toda transacción o las posibilidades de promociones y descuentos que se pueden promover, sino sobre todo la seguridad que entrañan los sistemas.

Proporcionar ofertas de consumo a medida adaptados a las necesidades específicas de los consumidores es fundamental para los bancos y proveedores de pago alternativos que buscan una mayor participación en el mercado.

Bain identifica entre cinco y siete segmentos diferenciados de consumo en cada uno de los cinco países estudiados. Cada uno de ellos da un valor diferente a características como la seguridad, la comodidad, las ofertas o la experiencia de compra.

Las propuestas deben empezar por satisfacer al público más dispuesto, entre ellos los compradores por impulso y los denominados one-stop donde encontramos a los usuarios habituales del vending, para después intentar conquistar a los consumidores que se hallan en el otro extremo.

Fuente: hostelvending.com