Inicio Noticias El Chip revolucionará mercado de las tarjetas de crédito

El Chip revolucionará mercado de las tarjetas de crédito

Compartir

En Chile un seminario analizó las bondades del chip EMV que garantizará la seguridad de los datos de los usuarios y evitará los fraudes. Nuevo sistema debe estar vigente desde octubre del próximo año.

Desde octubre de  2012 será obligatorio que las tarjetas de crédito, tanto bancarias como de retail, incorporen a sus plásticos un chip inteligente, el que será clave para detectar y disminuir los fraudes bancarios.

Si bien este formato ya está siendo utilizado en varios países, de este tema poco se sabe en Chile.  Por este motivo, fue analizado en un seminario organizado por la Asociación de Bancos y AMF Seguridad S.A., empresa chilena fabricante y personalizador de tarjetas de crédito certificadas por Visa y Mastercard.

En el evento expusieron dos invitados internacionales, mundialmente reconocidos por su experiencia y conocimiento en el ámbito de tarjetas inteligentes, como el chip EMV.

“El chip EMV permite tener control de la información y añade seguridad porque es un socio activo en la transacción mientras que la banda magnética es sólo un emisor de datos. A través del chip uno puede asegurarse que todo el mundo se autentique y sea quien dice ser”, explicó en la oportunidad el especialista alemán en electrónica e ingeniería de software Hellmut Zollner, consultor dela empresa Mühlbauer.

Por su parte, el director de ventas de Servicios Financieros de América del Sur de Oberthur Technologies, Gustavo Correa, destacó que el primer motivo de la migración a EMV es el combate al fraude.

“En Brasil la migración fue por fraude y luego se dio en México;  posteriormente, Visa y Mastercard lo establecieron como norma a nivel mundial”, explicó.

En Chile, el desafío es “asegurar el éxito de la migración desde las actuales bandas magnéticas a los chip EMV”, destacó el  gerente general de AMF Seguridad, Rodrigo Zamudio, en tanto el gerente general de la ABIF, Ricardo Matte, resaltó la necesidad de “repetir este tipo de iniciativas, para mostrar la banca sus servicios y los avances en sus tecnologías y sistemas de seguridad”.

Fuente: Nación, Chile