El 71% de las empresas invertirá más tecnología que en el 2018

transformaciondigital-01.jpg

Fuente: Randstad

Ya no es novedad que el avance de las tecnologías está generando una creciente inversión por parte de las organizaciones en la adopción de sistemas cada vez más complejos y sofisticados con el objetivo de agilizar todo tipo de procesos internos y, de esta forma, mejorar la experiencia de los clientes, pero también de colaboradores y candidatos.

Así lo demuestra el estudio sobre Tendencias del mercado laboral de Randstad, el cual arrojó que este año 71% de las empresas invertirá más en automatización laboral y en herramientas tecnológicas que en 2018, buscando potenciar su negocio, ganar eficiencia, productividad, flexibilidad e innovación. Sin embargo, 61% de los encuestados afirma que está capacitando a su personal en aspectos digitales, cifra que cae a 34% al preguntar si tienen diseñado un plan de Comunicación Interna para preparar a los trabajadores respecto a la Transformación Digital.

Al respecto, Natalia Zúñiga, directora de marketing y comunicaciones de Randstad, señala que las organizaciones deben enfrentar esta tendencia de manera cuidadosa y estratégica, debido a que parte fundamental de su implementación tiene que ver con los empleados, por lo tanto, inyectar más presupuesto no será suficiente para llevar adelante un cambio exitoso.

“Primero las compañías deben tener una visión clara de cómo se transformará su organización, cómo se modificarán los procesos, de qué manera cambiarán las funciones y responsabilidades de algunas posiciones, si la implementación generará o no reducción de personal y, de ser así, de qué forma se manejará la comunicación con el resto de los empleados.

También es clave tener un plan para los talentos senior, es decir, aquellos trabajadores que no son nativos digitales y que la empresa quiere retener, pero que necesitarán enfrentar un proceso de gestión del cambio y un programa de capacitación que les permita sentirse cómodos con los nuevos desarrollos. Es una reflexión que los líderes de capital humano necesitan hacer para llevar a cabo adecuadamente la planificación de esta inversión y desarrollar una estrategia de capacitación efectiva para la fuerza laboral”, enfatiza.

En todo caso, y según la investigación, la mayoría de los encuestados (70%) piensa que la preparación en este campo es una responsabilidad compartida. “Y es cierto. Para los trabajadores, el concepto clave es el aprendizaje continuo. Las industrias se están transformando rápidamente, por lo que la amenaza de la tecnología y la automatización es real para aquellos que no están dispuestos a seguir actualizando sus conocimientos.

Hoy en día existe un sinnúmero de cursos, eventos, talleres, seminarios y workshops que permiten que los profesionales vayan adquiriendo nuevos conocimientos sin invertir demasiado, incluso muchos de ellos sin costo. Solo basta tener las ganas y darse el tiempo para ir especializándose. Aquellos que se adapten, no solo sobrevivirán, sino que también tendrán oportunidades para prosperar y avanzar hacia mejores opciones”, analiza la experta.

Por otro lado, 30% de las firmas reconoce haber reemplazado tareas repetitivas por tecnología como Inteligencia Artificial y/o Robótica. De éstas, 59% sostiene que esto le ha permitido crear nuevos cargos en su compañía; mientras que 86% asegura que gracias a esta inversión su personal ha tenido mayores posibilidades de desarrollo profesional. De hecho, dice Natalia, que “uno de los propósitos de la automatización es bajar la carga de trabajo de los empleados para que puedan centrarse en funciones más estratégicas.

Este tipo de herramientas da la posibilidad de que las personas se reinventen y destinen su tiempo a tareas más valiosas, agregando valor a la empresa en otras funciones.

Por esta razón, es importante no ver la tecnología como una amenaza, sino más bien como una transformación de la fuerza de trabajo, en donde poco a poco irán apareciendo nuevos puestos con mayor foco en la investigación y la explotación de la información. Así, habilidades como el análisis de datos, la toma de decisiones, la solución de problemas, el pensamiento creativo y la comunicación efectiva serán habituales en el currículum de los candidatos”.

Si vamos al detalle respecto al porcentaje de crecimiento de la inversión en tecnología que realizarán las empresas tomando en cuenta su tamaño, el 70% de las grandes incrementará su “gasto” en este aspecto, un 66% de las medianas hará lo mismo; mientras que en las pequeñas la cifra llega a un 61%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top