Inicio Noticias Ecommerce global pierde 20,000 mdd por fraude electrónico

Ecommerce global pierde 20,000 mdd por fraude electrónico

Fuente: expansion.mx

Tan solo en el primer trimestre de 2018, los retailers digitales a nivel mundial registraron pérdidas por 20,000 mdd a causa de fraudes online.

Durante los primeros tres meses de 2018, los incidentes de fraude electrónico, pasaron la factura a la industria del comercio electrónico global.

Las empresas dedicadas al eCommerce presentaron pérdidas por 20,000 millones de dólares a nivel global debido a transacciones que exitosamente estuvieron relacionadas a alguna modalidad de fraude en línea, como robo de identidad o usurpación de una cuenta ajena.

Un estudio de la consultora Lexis Nexis reveló que en este contexto de fraude online, México, se ubicó como el segundo país en América Latina con mayor registro de fraudes en comercio electrónico; los navegadores móviles fueron las plataformas a través de las cuales se vieron la mayor cantidad de este tipo de transacciones y las tarjetas de crédito fueron el medio de pago más propenso a una operación maliciosa.

“Las empresas parecen no ver o no saber lo que les está pasando. Las pantallas móviles son un desafío y uno de los riesgos más tangibles es verificar la identidad de quién hace la transacción. (…) El robo de identidad es uno de los fraudes más comunes”, dijo Daniel Ortiz, director de ventas para América Latina y el caribe de Lexis Nexis Risk Solutions Latinoamérica.

De acuerdo con el índice multiplicador de la consultora Lexis Nexis, se indicó que para el comercio electrónico en México, el costo de un fraude online es de 3.39 veces el monto total de cada una de estas transacciones fraudulentas.

El indicador se compone de los costos asociados al monto total de los costos relacionados con los aranceles, intereses, reemplazo de mercadería y redistribución por monto de fraude, de los cuales el comerciante es responsable.

Ortiz estimó que el fraude en comercio electrónico es actualmente más visible pues existe “una ceguera” por parte de los retailers y de los servicios financieros para no estimar este tipo de pérdidas, además de no invertir en sistemas más robustos que les permitan medir lo que dejan de ganar por falsos positivos, es decir, transacciones que sus sistemas detectan como sospechosas cuando no lo son.

A la cifra de pérdidas, la consultora agregó que debido a transacciones que reportaron como fraude sin serlo- falsos positivos- se suman 111,000 millones de dólares que dejaron de ganar.

“No se está denunciando del todo el tema de fraude cibernético y los bancos están siendo muy celosos de su información. Si soy usuario de un banco y sé que tiene un alto nivel de clonaciones pues me voy a salir. (…) Yo creo que es un tendencia hacia adelante y es una realidad a la que nos tenemos que ajustar. Tanto los retailers como los bancos y otros servicios financieros deben voltear a ver los que les está costando el fraude online”, dijo Ortiz a Expansión.

Obligación a compartir

Si bien existen controles para el sistema financiero, que cada vez los presionan más para compartir información entre ellos y con autoridades acerca de hackeos o incidentes de fraude, Adrián Sánchez, director de soluciones para prevención de lavado de dinero y cumplimiento de LexisNexis Risk Solutions Latinoamérica, sugirió que el sector retail y las tiendas de comercio electrónico deben tener más controles de este tipo, aunque para ello, hace falta aún más coordinación entre privados y públicos.

“Yo creo que ya tienen la voluntad, hemos tenido ya pláticas con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) y entienden que es grave el fraude y que se está perdiendo dinero por éste y por lo que se deja de ganar. Creo que tal vez solo falta un poco esa coordinación entre el sector público y privado para que sea factible”, dijo Sánchez.