Inicio Noticias Cyanogen, la ‘startup’ que rechazó a Google, se abraza a Microsoft

Cyanogen, la ‘startup’ que rechazó a Google, se abraza a Microsoft

Compartir

Su CEO Kirt McMaster ha asegurado que antes o después arrebatarán Android a Google. Puede sonar a una bravuconada más dirigida a acaparar titulares que otra cosa, pero tras la reciente ronda de financiación y la inyección de capital de 70 millones de dólares que se prevé haga Microsoft, cada vez son más los que se están tomando en serio a este sistema operativo (SO). ¿La razón de este éxito? Para entenderlo, tenemos que remontarnos a 2005.

Hace diez años Google realizó la que perfectamente pudo ser la mejor adquisición de su historia. El gigante de internet compró Android Inc., una pequeña startup de Palo Alto, California, que se dedicaba al software para móviles y que estaba liderada por el entonces desconocido Andy Rubin. Dos años más tarde, los de Mountain View presentaron su nueva plataforma junto a la fundación Open Handset Alliance: un consorcio de compañías de hardware, software y telecomunicaciones para avanzar en los estándares abiertos de los dispositivos móviles.

Desde entonces han sido muchos los que se han atrevido a desarrollar su propia versión de Android. Pues bien, Steve Kondik fue uno de ellos.

CyanogenMOD es el SO de código abierto para teléfonos móviles y tabletas basado en Android creado por este desarrollador en 2009. Desde entonces, esta variante de la plataforma de Google no ha parado de crecer hasta aparecer en la interfaz de usuario del Oppo N1 y más tarde en el famoso OnePlus One. Uno de los teléfonos que más ruido ha hecho en 2014.

Su éxito ha sido tal que la propia Google quiso comprar Cyanogen Inc., la empresa que nació a la sombra de esta plataforma. Kondik informó el pasado año que Sundar Pichai, el vicepresidente senior de Google, le hizo una oferta de compra. La compañía, que por aquel entonces tenía una valoración de mil millones de dólares, rechazó la oferta para entrar a formar parte del equipo de Android al considerar que era muy baja.

La de Microsoft sin embargo, parece que sí ha convencido a esta startup. Algo que no ha tenido que gustar en Mountain View.

Microsoft mete la cabeza en Cyanogen

Según el diario The Wall Street Journal, Microsoft tiene planeado invertir cerca de 70 millones de dólares en Cyanogen. Aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo firme, los de Redmond están manteniendo conversaciones con el objetivo de crear una nueva versión de Android más orientada a los servicios de los de Redmond.

Actualmente Cyanogen depende de Google pero según han reconocido desde la propia compañía, su objetivo es dejar de hacerlo en un futuro no muy lejano. Es decir, algo similar a lo que ya hizo Amazon, que dispone de una plataforma basada en Android pero con su propia tienda y distintas aplicaciones.

imagen-sin-tituloCyanogenMOD es el SO de código abierto para teléfonos móviles y tabletas basado en Android creado por este desarrollador en 2009. Desde entonces, esta variante de la plataforma de Google no ha parado de crecer hasta aparecer en la interfaz de usuario del Oppo N1 y más tarde en el famoso OnePlus One. Uno de los teléfonos que más ruido ha hecho en 2014.

Su éxito ha sido tal que la propia Google quiso comprar Cyanogen Inc., la empresa que nació a la sombra de esta plataforma. Kondik informó el pasado año que Sundar Pichai, el vicepresidente senior de Google, le hizo una oferta de compra. La compañía, que por aquel entonces tenía una valoración de mil millones de dólares, rechazó la oferta para entrar a formar parte del equipo de Android al considerar que era muy baja.

La de Microsoft sin embargo, parece que sí ha convencido a esta startup. Algo que no ha tenido que gustar en Mountain View.

Microsoft mete la cabeza en Cyanogen

Según el diario The Wall Street Journal, Microsoft tiene planeado invertir cerca de 70 millones de dólares en Cyanogen. Aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo firme, los de Redmond están manteniendo conversaciones con el objetivo de crear una nueva versión de Android más orientada a los servicios de los de Redmond.

innovacion-metrikActualmente Cyanogen depende de Google pero según han reconocido desde la propia compañía, su objetivo es dejar de hacerlo en un futuro no muy lejano. Es decir, algo similar a lo que ya hizo Amazon, que dispone de una plataforma basada en Android pero con su propia tienda y distintas aplicaciones.

Según las fuentes consultadas Microsoft no será la única inversión estratégica que recibirá esta startup de tan sólo 80 trabajadores. Otras firmas también han mostrado su interés en meter la cabeza, aunque de momento no se han desvelado nombres.

Cyanogen asegura contar con 50 millones de usuarios que utilizan su software, pero en el futuro quiere multiplicar esta cifra gracias, en parte, a Microsoft. Que lo consiga o no es algo que todavía está por ver, pero de lo que no cabe duda es que a Google le están saliendo cada vez más rivales que buscan alejarse de su plataforma.

Fuente: El confidencial.