Inicio Noticias Cuatro de cada diez comercios españoles admiten el ‘pago con el móvil’

Cuatro de cada diez comercios españoles admiten el ‘pago con el móvil’

Compartir

Los sistemas de cibertarjetas representan “el futuro”, pero los usuarios temen a los posibles piratas y el uso fraudulento de estas.

Llevar la billetera repleta de dinero de plástico empieza a ser cosa del pasado. La tecnología wallet, o aplicaciones que permiten la gestión de las compras con tarjeta a través del móvil, se ha convertido en objetivo prioritario para las entidades financieras en 2014.

A principios de año La Caixa lanzaba al mercado las etiquetas TAP Visa para teléfonos móviles, que permitían a los usuarios realizar pagos en datáfonos contacless de todo el mundo. Y la pasada semana asistíamos al nacimiento del BBVA Wallet, que, entre otras utilidades, también incorpora el sistema de adhesivos que posibilitan realizar pagos con el móvil en comercios físicos.

Para ambas entidades las expectativas de crecimiento de los sistemas de cibertarjetas suponen realmente el “futuro”. Fuentes de La Caixa afirman que los pagos de plástico y aquellos que se realicen con tarjeta virtual “acabarán convergiendo en el pago con el móvil”. De hecho, si atendemos a los datos que ha publicado la entidad a principios de este mes son ya 600.000 clientes los que emplean medios sin soporte físico para el abono de sus compras. Una cifra que tiene mucho que ver con el incremento de transacciones en el comercio electrónico, que en el caso de La Caixa supone un 15% de su volumen total.

BBVA ha incorporado entre sus objetivos para el periodo 2014-2016 cuadruplicar el número de clientes que emplean la banca móvil de manera habitual, y que en la actualidad ronda los 1,3 millones. Algo más que probable, ya que desde que la entidad anunció el lanzamiento de BBVA Wallet ya son cerca de 19.000 los usuarios que se han descargado la aplicación.

Rápido, cómodo y seguro

Según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, el comercio electrónico ha crecido más de un 18% en términos interanuales, lo que ha favorecido el emerger de sistemas de pago sin soporte físico. Los wallet son herramientas que facilitan a los usuarios el acceso a toda la información relativa a sus tarjetas o comprar en establecimientos físicos. Sistemas rápidos, cómodos y seguros que, como en el caso de BBVA Wallet, permiten incluso financiar las compras realizadas en plazos de 3 a 6 meses. La entidad ha incorporado además el sistema de notificaciones push que informa de cualquier movimiento que se produzca de forma instantánea, es decir, un WhatsApp específico para las compras con tarjeta virtual.

Pero como ocurre con toda innovación que se precie, tiene por el momento ciertas limitaciones. La mayor, quizá, que no todos los datáfonos están adaptados al ‘pago con el móvil’. El esfuerzo que ciertas entidades están haciendo por renovar el parqué de TPV está dando sus frutos y se estima que el 40% de los comercios disponen ya de un terminal adaptado a este tipo de pagos.

Por otra parte, el miedo de los usuarios ante los posibles piratas y el uso fraudulento. Las mismas fuentes de La Caixa afirman de manera rotunda que estos sistemas “son totalmente seguros” y explican que “los datos que se requieren para los pagos virtuales se remiten directamente a una pasarela de pago desconectada que impide el acceso a los productos que el cliente tenga contratados con la entidad”.

Fuente: eleconomista.es