Chile: Farmacias online irrumpen en 2018 para competir con modelo tradicional

pharol-01.jpg

Fuente: www.america-retail.com

La tendencia mundial de hacer las compras a través de aplicaciones móviles y sitios web suma cada vez más adeptos en Chile.

En enero se estrenó el primer proyecto de estas características y, ahora, otra farmacia independiente lanzó este modelo a través de la marca Pharol, una app y web diseñadas para enviar medicamentos y productos afines al domicilio y que traspasa los menores costos de funcionar en línea a los clientes, para así poder competir con los formatos tradicionales.

En este caso, la idea surgió al ver el rol de los canales digitales en la venta de medicamentos en mercados más desarrollados, lo que llevó al ingeniero civil industrial de la PUC, Felipe Fleiderman, junto a algunos socios, a desarrollar este emprendimiento, el que además cuenta con el apoyo de Corfo e Incuba UC.

La venta de productos farmacéuticos a través de plataformas digitales es una fuerte tendencia en mercados desarrollados como Estados Unidos o Canadá, donde representa cerca del 20% del total de ventas de productos. Pese a ello, considerando incluso lo ocurrido en 2008 con el estallido del caso de colusión de las firmas que dominan el mercado nacional, el modelo tardó en aterrizar en Chile.

La iniciativa de este tipo de negocio es incipiente en América Latina, pero ya está presente en países como Brasil, Colombia, México y Chile. De hecho, en los primeros días de 2018 llegó al país otro proyecto similar: Farmazon.cl, un portal con delivery a las comunas de la región Metropolitana y con pretensiones extenderse a regiones.

“Los chilenos nos estamos acostumbrando cada vez más a comprar a través de canales digitales, llevando al comercio electrónico a crecimientos anuales del orden de un 20%, comprando entre otros, artículos electrónicos, viajes, música, juegos y artículos del supermercado, por lo que el paso natural era llevar a la farmacia por el mismo camino. Esto es una enorme oportunidad para los pacientes, quienes ganan en transparencia, comodidad, disponibilidad, información y asesoría personalizada, en caso de que así lo requieran”, aseguró Felipe Fleiderman, CEO de Pharol.

De este modo, este tipo de propuestas se suman a las opciones convenientes que ofrecen las farmacias populares, que comenzaron en Recoleta durante 2015 y que ya se han replicado en 144 comunas de Chile. Eso sí, las farmacias on line son abiertas a todo público, a diferencia de las comunales, que están restringidas sólo para los residentes de cada una de ellas y les exige estar inscritos en el sistema de salud público.

¿Cómo funciona Pharol?

Los pacientes pueden acceder a Pharol a través de la página web pharol.cl o de la App disponible para iOS y Android. Si el producto está sujeto a receta médica, se le exigirá adjuntar una imagen de la misma antes de proceder al pago. Si el producto requiere receta médica retenida, además de adjuntar la imagen, deberá hacer entrega de la receta médica física al momento de recibir su pedido. Los profesionales farmacéuticos revisan y validan las recetas médicas enviadas y notifican al paciente en caso de haber alguna irregularidad.

“La gran ventaja de Pharol, principalmente para aquellos pacientes que pueden planificar una compra es que, sin la necesidad de tener que desplazarse hacia una farmacia física, pueden buscar, cotizar y comprar lo que necesitan, todo desde la comodidad de dónde se encuentren. Además, pueden llevar un control de lo que están consumiendo y gastando en farmacias, establecer recordatorios de compra y acceder a precios más competitivos”, agregó Fleiderman.

La web y la App cuentan con una función para los pacientes que requieren medicamentos de forma periódica como el uso de anticonceptivos o antialérgicos o tratamientos más complejos como la Hipertensión o la Diabetes, que son compras frecuentes, pero que se pueden hacer de manera programada.

“En la función Mis Recordatorios, los pacientes tienen la posibilidad de programar los productos que consuman de forma frecuente y así no suspender sus tratamientos o quedarse sin un producto por razones de tiempo, la imposibilidad de desplazarse o porque se le olvidó”, explica Fleiderman.

Pharol dispensa desde una farmacia física propia y adquiere los medicamentos en forma directa a los distribuidores. Todo lo anterior permite contar con una oferta entre 10% y 12% más barato que las cadenas, señala Fleiderman.

Por último, dado que el despacho es un servicio adicional, tiene un cobro de sólo $1.800 (el primer despacho es gratis) con gran cobertura dentro de la región Metropolitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

scroll to top