Inicio Noticias Chile: El emprendimiento como reinserción

Chile: El emprendimiento como reinserción

Compartir

Cerca de 75 internos de la ex Penitenciaría de Santiago se han capacitado en emprendimiento gracias a la ONG Acción Emprendedora. El curso se enmarca dentro de un programa integral de reinserción, que va acompañado de capacitación en oficios, un capital semilla para la compra de herramientas, nivelación en matemáticas y una intervención psicosocial.

Cambié una cuchilla por un lápiz, un estoque por un cuaderno. Nunca se había visto que en una galería todos estuvieran preocupados de estudiar y de hacer la tarea… y eso motiva”, cuenta uno de los 50 internos de la ex penitenciaría de Santiago, que a fines de enero terminó su Taller de Emprendimiento. La capacitación impartida es parte de un programa llevado a cabo por la Capellanía Católica, la cual en el recién inaugurado Espacio Mandela, prepara a los internos además, en el oficio de mueblería, se trabaja un programa psicosocial y se realiza una nivelación en matemáticas.

IMG_7066Acción Emprendedora lleva más de doce años apoyando a emprendedores vulnerables con sus negocios, principalmente capacitándolos y poniendo a su disposición una serie de consultores que los puedan guiar en los ámbitos legales, de diseño y comerciales. El año 2014 se abrió la posibilidad de realizar un taller con la población penal de una de las cárceles más grandes de Chile, el piloto tuvo éxito y se repitió nuevamente con dos grupos más. Se espera que en febrero comience un nuevo taller y que durante 2015 el programa se abra a otras regiones.

El emprendimiento es una tremenda oportunidad para las personas privadas de libertad, en primer lugar porque les permite generar ingresos mientras cumplen su condena y de esa manera pueden apoyar a sus familias. En segundo lugar, una vez en libertad, pueden tener un trabajo en el cual no les van a pedir papeles ni antecedentes”, cuenta Matías Sáenz, director de formación de la ONG.

El curso se basa en dos metodologías, Effectuation que invita a crear un negocio desde la realidad de cada uno y desde los (pocos) recursos con los que se cuentan. La segunda es el modelo de negocios CANVAS. Clase a clase los participantes fueron creando su propio lienzo el cual presentaron ante una comisión evaluadora durante las últimas sesiones del taller.