Inicio Noticias Cambios en contratos del Retail y Bancos

Cambios en contratos del Retail y Bancos

Compartir

El director del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) ha solicitado a través de un oficio a las grandes casas comerciales terminar con un conjunto de cláusulas en sus contratos que, a juicio del ente de defensa de los consumidores, resultan “abusivas” para sus clientes. Según la máxima autoridad del Sernac, Juan Antonio Peribonio, llegó el turno de la regulación en el retail, lo que implica solucionar algunos de sus problemas de raíz; de hecho, la circular enviada a las empresas demanda que definan formalmente el modo y el tiempo en que acogerán las instrucciones.

Si bien el diagnóstico se entregó a las compañías en agosto, éste se ha conocido en los últimos días en el cuadro de una circular parecida que la semana pasada despachó la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) a sus fiscalizados. En el texto, la SBIF estableció un paquete de obligaciones cuya principal disposición -o al menos la más visible para los usuarios- es la prohibición de las “ventas atadas” de productos en los préstamos hipotecarios.

El análisis de Sernac determina como situaciones asimétricas cláusulas que facultan a los retailers modificar convenios en materias como nuevos cobros, costo de comisiones, tasa de interés y mantención de líneas de crédito; también incluye en esta categoría términos de contratos por no pago de deuda con otras empresas, eximición de rendición de cuentas, capacidad de las casas comerciales de destruir documentación después de un año -lo que limita los derechos probatorios de las personas- y ausencia de obligación de las empresas de indemnizar por errores o endoso de responsabilidad a los consumidores en caso de robos o extravíos de los plásticos.

Las nuevas disposiciones para la banca y el retail desde luego significan costos para estos sectores y -tal vez- menos beneficios; sin embargo, los cambios apuntan a un objetivo superior que no conviene soslayar: la propia legitimidad del modelo, es decir, que los ciudadanos lo sientan equitativo, transparente y con oportunidades igualitarias para todas las partes que en él participan. El debate respecto de la información y los equilibrios en los mercados ha sido un aspecto central de las preocupaciones individuales en los últimos años; se trata de una inquietud que, además, se ha proyectado en las plataformas político-electorales.

En este contexto el Comité Retail Financiero, que agrupa a las grandes casas comerciales, ha manifestado su voluntad de aceptar las modificaciones contractuales que ha fijado Sernac, pero también ha solicitado que se diferencie su estatuto del de la banca. El sistema financiero, aunque no se ha opuesto a la regulación, ha optado por pedir aclaraciones y evaluar sus efectos en el negocio.

Fuente:lanación.cl