Inicio Noticias Cajeros inteligentes para la gestión de dinero llegan a tiendas españolas

Cajeros inteligentes para la gestión de dinero llegan a tiendas españolas

Compartir

Los cajeros inteligentes ideados por Wincor Nixdorf han empezado a usarse en algunos establecimientos españoles para ahorrar en costes de manejo del efectivo.     

Aún son proyectos pilotos, pero cadenas de venta al público como Leroy Merlin o Eroski llevan unos meses probando estos cajeros que ya funcionan con éxito en países como Alemania.

La alianza entre la cadena de gasolineras Shell y el banco Postbank ha ejemplificado cómo este servicio puede contribuir a ahorrar en los costos del transporte de efectivo: el dinero con el que pagan los compradores de gasolina se convierte casi automáticamente en efectivo disponible para los clientes de Postbank, registrando una cuota de reciclaje de hasta el 80%.

El director dela División Retailde Wincor Nixdorf en España, Alfonso Crespo, ha destacado que confían en que en el futuro “el efectivo seguirá siendo la forma preponderante para realizar transacciones comerciales” por lo que apuestan por su solución de cajeros inteligentes “para reducir en hasta un 20 % el circuito del efectivo”.

Los cajeros, blindados, aportan seguridad, transparencia (porque a través de un software se contabiliza cuánto dinero hay y de dónde ha salido), minimizan el circulante necesario en las tiendas, que pueden prever con mayor precisión la cantidad de cambio que necesitan, y reducen la factura en empresas de transporte.

Una de las grandes ventajas de este sistema es que el empleado solo entra en contacto con el dinero en el momento en que se lo da el cliente y no tiene que hacer caja al final de su jornada, algo que según Crespo “genera un gran estrés” y hace perder tiempo.

Según ha relatado Jesús Noriega, director de soluciones para la gestión del efectivo de Wincor Nixdorf su objetivo “es mejorar el sistema de pago en efectivo, que apenas ha evolucionado, atajando los costes asociados con una tecnología innovadora”.

El llamado “cajero inteligente”, homologado por el Banco Central Europeo, es universal de manera que las mismas cajas que recogen el dinero en un comercio pueden ser ingresadas en un cajero automático para dar servicio a los clientes de un banco, sin tener que pasar por centros intermedios y numerosas contabilidades del dinero, que pueden dar lugar a errores y aumentar las posibilidades de robo.

Fuente: EFE