Inicio Noticias Biometria en las Tarjetas de Pago

Biometria en las Tarjetas de Pago

Compartir

emol: El tema de la biometría aplicada a los medios de pago está sonando fuerte en el mundo como una fórmula para evitar robos y fraudes. Y los consumidores lo aplauden entusiastas.

Cuando una tecnología funciona, hay que estrujarla al máximo. Eso es lo que ha ocurrido con la biometría, que durante años ha demostrado su eficiencia para el reconocimiento y autenticación de personas a través del reconocimiento de rasgos físicos únicos en cada persona.

Por eso hoy la última tendencia habla del uso de la biometría en las tarjetas de pago.

Así se demostró en el último Congreso y Exposición de Tarjetas y Medios de Pago (CIT 2007) que se celebró hace poco en Madrid, España. En esta reunión, el tema de la huella digital con sensor térmico incorporado fue grito y plata en la industria y entre los consumidores.

Es que los usuarios son los más contentos con esto, ya que la preocupación por la seguridad aumenta en la misma medida en que sube el volumen de actividades y las transacciones que dependen de la tecnología.

De hecho, el mayor miedo de la sociedad actual – según una encuesta realizada por la empresa VISA en España- es el robo de información personal y financiera. El 64% considera que es la mayor amenaza de nuestro mundo, frente al 58% que teme ser víctima de un ataque de un grupo armado.

El uso de una tarjeta y una identificación biométrica asociada a ella terminarían con la mayor parte de los ataques de skimming, nombre por el que se conoce el clonado de tarjetas de crédito, y de surfing, o lectura del PIM desde el hombro de quien teclea o con cámaras de video.

El 70% de los bancos negocia proyectos para poner en marcha cajeros más seguros, con mejores medidas antifraude“, asegura en un comunicado de prensa Francisco de Asís Romañán, presidente de la empresa Xelios en España.

La mejor alternativa

Los consumidores tampoco confían mucho en los procesos que se usan actualmente por oficinas gubernamentales y comerciales para proteger la seguridad de la información personal.

Según datos publicados por el Trusted Enterprise Index (Índice de empresas confiables), de la empresa informática Unisys, en respuesta al aumento en los temores, los consumidores ahora favorecen el uso de tecnología biométrica para identificar a las personas a través de características como huellas digitales, patrones faciales y medidas de la mano, y consideran que ésta tendrá un mayor impacto en el fortalecimiento de la seguridad de los datos.

“Hemos visto un pedido constante de los consumidores de tecnologías más eficaces, como la biometría, que dotarán mejor a las empresas y a las organizaciones gubernamentales para proteger y verificar la información personal de manera confiable”, dice Mark Cohn, vicepresidente para programas integrados de seguridad de Unisys.

“Los consumidores están preocupados”, añade.

El estudio muestra que el 63 por ciento de los consumidores de Estados Unidos y el 87 por ciento de los de Gran Bretaña consideran que el aumento en el fraude de identidades y la protección insuficiente de la información personal se convertirán en una significativa amenaza para la seguridad en el futuro, y opinan que las entidades financieras y el gobierno no está haciendo suficiente para detenerla.

Como resultado de esto, un 69 por ciento de los consumidores estadounidenses y un 92 por ciento de los británicos preferirían que los bancos, las empresas de tarjetas de crédito, los proveedores de servicios de atención a la salud y las organizaciones gubernamentales adoptaran tecnologías biométricas, en comparación con otras medidas de protección como los lectores de tarjetas inteligentes, las fichas de seguridad o contraseñas.

Las soluciones

Estos resultados coinciden con una encuesta realizada por Unisys en 2006 acerca de las preferencias de seguridad de los consumidores publicada en el Congreso Mundial de Informática (WCIT) en mayo del año pasado. Ese estudio mostró que casi el 70 por ciento de los consumidores favorecían la biometría como el método preferido para combatir el fraude y robo de identidades, señalando la conveniencia y la velocidad del proceso de verificación de la identidad como un gran beneficio.

Ya hay varios países de Sudamérica y el sudeste asiático que han tomado el toro por las astas y están introduciendo sistemas biométricos en sus medios de pago. Un ejemplo es el Senshu Bank de Osaka (Japón), que el año pasado comenzó a emitir tarjetas de crédito que llevan asociados patrones de las palmas de las manos e información de la huella dactilar del cliente.

Sugura Bank, otra entidad japonesa, también puso en marcha una red de cajeros con identificación biométrica en las que el cliente sólo tiene que poner la mano para ser identificado – no es necesaria tarjeta.

Colombia es otro de los países donde la huella dactilar le sirve a uno para conseguir dinero en metálico. El banco BanCafé, el quinto del país, en 2004 desplegó 500 cajeros equipados con un lector de huellas que acaba con la necesidad de llevar plástico en la cartera.

Nota del Sitio ebanking.cl: En Chile, el único banco que opera en los cajeros de su red con huella dactilar, es el Banco Falabella, mediante este mecanismo, pueden otorgar giros por $800.000 pesos diarios, lo que es un valor añadido frente a la competencia ( los cajeros Redbank tienen un límite giro de $200.000 pesos diarios).