Inicio Noticias Bankinter lanza un comparador de productos financieros por Internet con marca blanca

Bankinter lanza un comparador de productos financieros por Internet con marca blanca

Compartir

Se llama comparador.com y compara los depósitos, las hipotecas y las cuentas remuneradas del mercado español por Internet. Bankinter se ha impuesto la premisa de mantener la neutralidad en este tipo de comparaciones, incluso mete publicidad de la competencia y evita la propia. Es la fórmula para ser creíble en un mercado que crece como la espuma, y que en Estados Unidos empieza a desintermediar al sector bancario.

Bankinter quiere, por encima de todo, tener presencia en el mercado de los comparadores de productos financieros. “Puede ser un modelo de negocio en si mismo, y no una línea bancaria más. Nos interesa tener presencia en Internet con estrategias diferentes a la desarrollada por la marca del banco”, asegura Nicolás Moya, director de Innovación de Bankinter.

La marca blanca empaqueta una neutralidad que el banco de Jaime Botín está empeñado en mantener. “Queremos crecer para tener un sitio al que acudan cientos de miles de personas. Cuando el mercado se defina y tome entidad decidiremos si mantenemos el criterio actual”, añade Moya. Está convencido de que los comparadores de productos financieros desintermediarán a la banca, “un poco, de la misma forma que los comparadores de seguros y de utilities están desintermediando a estos sectores en Gran Bretaña”.

Se lo han tomado en serio, están preparando un paquete de productos que irán colocando en el comparador a lo largo de 2013. Es seguro que van a lanzar un comparador de tarjetas de crédito y débito, planes de pensiones y créditos al consumo. Están analizando si incorporan la comparación de otros productos, como fondos de inversión. “Compararemos todo lo comparable en un banco. En el portal de clientes ya comparamos los fondos de inversión que comercializamos, eso nos da la ventaja de tener acuerdos con todos ellos, con lo que resultaría más fácil trasladarlo al comparador blanco”, puntualiza Moya.

Los comparadores de Internet obligarán a la banca a ser más transparente. “Ahora solo comparan precios. La asignatura pendiente es identificar parámetros que vayan más allá del precio porque, en caso contrario, entraremos en una espiral de bajada de precios peligrosa para la solvencia bancaria”, explica Moya. b.

Fuente:media-tics.com