Inicio Noticias Banco UBS revelara datos de clientes

Banco UBS revelara datos de clientes

Compartir

Grupo UBSFuente: La Tercera

Grupo UBS marca inédito precedente en banca suiza al revelar datos de sus clientes.

El banco más grande de Suiza develará el secreto bancario de los clientes, al entregar a la justicia norteamericana la identidad de 250 clientes involucrados en un caso de evasión de impuestos. No obstante, la entidad se niega a revelar datos de otros 52 mil clientes que le exige EEUU.

Los suizos están diciendo que este es el fin de la banca suiza como la conocemos”, dijo Jack Blum, especialista en impuestos internacionales, citado por The New York Times. “Nadie confiará en la seguridad de la banca suiza”, agregó. La frase revela el aprieto en el que está la banca suiza tras conocerse que el mayor banco helvético, el UBS, reveló la identidad de 250 clientes estadounidenses, marcando un hecho inédito en ese mercado (ver recuadro). Pero, la justicia de EEUU va por más. El símil del Servicio de Impuestos Internos, la agencia norteamericana IRS, presentó una demanda, que corre paralela al acuerdo firmado por el UBS, para solicitar que el banco revele la identidad de 52 mil clientes norteamericanos. Una herejía para la política bancaria suiza.

  1. El delito: Más de 20 mil clientes estadounidenses tenía el negocio internacional (cross-border) del UBS, con activos cercanos a los US$ 20.000 millones. De éstos, 17 mil clientes ocultaron su identidad y la existencia de sus cuentas. Todo para “cometer fraude o evasión de impuestos”, dicen los documentos oficiales. Esa es la acusación de diversos organismos norteamericanos, incluidos la IRS y la SEC, contra los clientes del banco. El UBS se declaró culpable del delito de “conspiración para cometer fraude”, por lo que acordó pagar US$ 780 millones y revelar el nombre de algunos clientes.
  2. La investigación: “El 6 de julio de 2000, un gerente (de UBS) autorizó a uno de sus banqueros a derivar a los clientes estadounidenses a abogados y contadores extranjeros para crear una estructura en el exterior para ocultar de la IRS de Estados Unidos las cuentas en UBS, sabiendo que al crear esas estructuras ayudarían a los clientes de EE.UU. a cometer evasión de impuestos”. Así comienzan relatando el desarrollo de los hechos, los abogados representantes del gobierno, según consta el expediente. La filial extranjera de UBS habría sido aconsejada por abogados a limitar la “comunicación escrita relacionada con las estructuras extranjeras creadas para los clientes de EEUU”. El 24 de enero de 2003 los gerentes enviaron una carta formal a los clientes de EEUU recordándoles que desde al menos, 1939, UBS ha sido exitoso al ocultar las identidades de clientes con cuentas, de las autoridades de EE.UU. y que luego de que aumentó la presencia en ese país estaba aún dedicada a la protección de sus identidades. Así continúan los abogados demostrando, en una serie de hechos -desde encriptación de notebooks y cambios de nombres- y fechas, cómo UBS orquestó junto a sus clientes la “conspiración para cometer fraude”. Viéndose investigada por el gobierno norteamericano, finalmente UBS decidió el año pasado comunicar a sus clientes que cerraría la unidad y les aconsejaba “transferir (los fondos) a una entidad registrada por la SEC”.
  3. El acuerdo: UBS llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia y acordó pagar una multa por US$ 780 millones por las responsabilidades que le competen en el caso. Además, indicó que “proveerá (…) al gobierno las identidades e información de cuentas de ciertos clientes de Estados Unidos”. Sin embargo, el banco comunicó que no revelará la identidad de más 52 mil clientes, pues, el acuerdo con el gobierno sólo correspondía a los nombres de 250 clientes que ya fueron entregados a la justicia, que sospecha que US$ 14.800 millones no fueron pagados al Fisco por el fraude de los clientes con cuentas en el banco suizo. UBS señaló, como parte del acuerdo con el Departamento de Justicia, que “proveerá (…) al gobierno las identidades e información de cuentas de ciertos clientes de EEUU”.

La polémica por el secreto bancario

La petición de la justicia norteamericana al banco suizo UBS de revelar las identidades y el secreto bancario de los clientes estadounidenses parece comenzar. La banca helvética es reconocida para la protección férrea de sus clientes y por no revelar la identidad de ellos.

Por eso ha causado revuelo que UBS, el mayor banco suizo, haya aceptado revelar el secreto bancario de sus clientes estadounidenses. El texto del acuerdo, parte del expediente, así lo declara. Sin embargo, el banco comunicó ayer que no revelará datos de clientes, adicionales a las 250 personas que ya informó a la justicia.

Hasta el ministro de Economía suizo, Hans Rudolf Merz (en la foto), declaró, tratando de calmar a posibles inversionistas, que el secreto bancario seguirá “intacto” en su país pese al caso UBS, porque “es la voluntad del gobierno” helvético, dijo.

El juez que llevará el caso tiene de 3 a 6 meses para fallar. Si UBS es obligado a revelar los nombres podrá apelar. Si aún así es forzado a hacerlo y se niega, sería firmar su sentencia de muerte como entidad bancaria en EEUU, pues al negarse a la orden, significará que deberá cerrar sus operaciones en Estados Unidos.