Inicio Noticias Banca por celular puede ayudar a reducir los índices de pobreza

Banca por celular puede ayudar a reducir los índices de pobreza

Compartir

Alfredo Cuecuecha Mendoza, presidente de El Colegio de Tlaxcala A.C. (Coltlax), participó en un seminario internacional organizado por el Centro de Estudios Políticos Internacionales (CIPS) de la Fordham University, en New York, en donde presentó su ponencia “Remittances and Financial Innovation in Mexico” (Las Remesas y la Innovación Financiera enMéxico).

“En zonas rurales de México, hasta el 91% de la población no puede acceder a una cuenta bancaria. Por otro lado, hasta el 52% de la población asentada en zonas rurales posee un teléfono celular, ¿Por qué no utilizar los teléfonos celulares para llevar los bancos a las comunidades rurales?”, preguntó Cuecuecha Mendoza a académicos e investigadores internacionales.

En su exposición, “Las remesas y la innovación financiera en México”, Alfredo Cuecuecha presentó la realidad de las remesas -el dinero enviado por los trabajadores migrantes en los Estados Unidos a sus familias en México-, como la principal fuente de ingresos para muchas familias.

“México recibe la tercera mayor cantidad de remesas en el mundo, sólo después de India y China. En 2007, la entrada de remesas alcanzó un máximo histórico de 26 millones. Y es razonable creer que las remesas pueden generar efectos positivos.” Sentenció el investigador.

Y continuó con su intervención: “A menudo, las personas que viven en las economías menos desarrolladas no pueden comprobar sus ingresos porque no mantienen registros financieros formales. Sin ingresos comprobables, muchas familias no pueden establecer créditos”.

Las remesas, sin embargo, proporcionan una solución potencial, ya que ahora llegan a través de transferencias bancarias o las empresas que están dedicadas a su recepción están asociadas con los bancos. En consecuencia, la verificación de ingresos es más fácil para los hogares.

Con un mayor ingreso de remesas las familias pueden gastar más en educación, vivienda, salud y en la creación de microempresas, todo lo cual ayudará a impulsar su condición económica paulatinamente.

Sin embargo, las remesas están lejos de ser la solución para todos los males de las economías menos desarrolladas, advirtió.

En un país donde más de dos tercios de los municipios no tienen un banco, el ahorro de forma segura es un reto. “Ahí es donde la banca sin sucursales entra en juego”.

Los bancos han comenzado a aprovechar los recursos de la tecnología del teléfono celular para hacer transacciones. Gracias a la banca móvil se pueden realizar depósitos, retiros, pagos, transferencias y otras transacciones a través de SMS, el sistema de mensajeríade texto que utilizan los teléfonos celulares. “Si la tecnología puede reducir los costos de operación para los bancos, entonces la gente podrá tener acceso al sistema financiero para ahorros, inversiones, créditos y servicios de seguros”, puntualizó.

Alfredo Cuecuecha Mendozaes doctor en Economía por la Universidad de Bostón; pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), nivel I, y actualmente se desempeña como presidente de El Colegio de Tlaxcala A.C.

Fuente:http:e-tlaxcala.mx