Inicio Noticias Banca Movil en Chile

Banca Movil en Chile

Compartir

Banca MóvilFuente: cl.invertia.com

El uso de la banca móvil se duplicó en Chile durante el último año  En una verdadera billetera se han convertido los celulares en el último tiempo, ya que permiten realizar todo tipo de operaciones bancarias “sin moverse del escritorio“, y con la seguridad necesaria. Expertos afirman que es incluso más confiable que las operaciones por internet.

Los chilenos han perdido el miedo a hacer sus trámites bancarios a través del teléfono móvil, ya que entre abril del 2008 y el mismo mes del 2009 se duplicó el número de clientes que realizó todo tipo de operaciones por esta vía en el país.

Así lo cuenta Alencar Da Silva, solutions sales de la empresa Gemalto, quien indica que el crecimiento en Chile es parte de la tendencia registrada a nivel latinoamericano.

Por ello, hoy es habitual ver personas que transfieren fondos desde su celular como también hacen avances de dinero, pagan tarjetas de créditos y servicios, consultan sus saldos, solicitan cartolas de movimientos, pagan facturas, verifican el saldo de su cuenta bancaria, etc.

Todo esto es posible gracias a los avances tecnológicos que han permitido otorgar la seguridad adecuada para este tipo de operaciones, indica por su parte Natalia Da Silva Fakhri, directora de Marketing & Communication Latin America de Gemalto, firma que implementa el servicio de banca móvil ofrecido por los bancos chilenos a sus clientes.

Da Silva indica que estos servicios de última tecnología trabajan con claves de seguridad que son grabadas de manera permanente, confidencial y segura en las tarjetas SIM incluidas en los actuales celulares, de tal modo que sea imposible duplicarlas.

Este es un dispositivo a prueba de manipulaciones, que permite el mayor nivel de seguridad y trazabilidad, indican en Gemalto.

La información sensible se mantiene en el banco. Las claves criptográficas utilizadas para asegurar que las transacciones financieras están bajo el control único del banco son administradas a través de un hardware a prueba de fraudes ‘Host Security Module HSM’, que cumple con los estándares de seguridad FIPS 140-2 de nivel 3“, indica la empresa.

Por ello, la banca móvil es un servicio que se está desarrollando en varios países de Latinoamérica, del mismo modo que ya lo ha hecho en Estados Unidos y Europa.

Una prueba es lo que ocurre en Colombia, según Daniel Cobo, gerente de Ventas para América Latina de la misma firma, donde la mensajería móvil alcanza un promedio de 1.000.000 transacciones mensuales, que antes eran realizadas en cajeros automáticos o en sucursales.

Agrega que el celular se ha vuelto “más seguro que Internet para el intercambio de dinero en sus múltiples formas“, ya que un 25% de los que compraban en la web dejaron de hacerlo por desconfianza, y un 29% opera con menos frecuencias por temor al fraude.

¿CÓMO FUNCIONA LA BANCA MÓVIL?

De manera muy simple. En el caso del Banco de Chile, por ejemplo, los usuarios envían un mensaje de texto al 9999 con el código del tipo de operación que requieren.

Si necesitan un saldo de cuenta y línea de crédito digitan el código SCC, y si requieren el saldo específico de alguna tarjeta de crédito se digita el código correspondiente a esa solicitud.

Toda esta información está especificada en los sitios web de los distintos bancos así como también las tarifas correspondientes.

En el caso del Banco de Chile, tanto el servicios de mensajería corta como agendada tiene un valor de $ 50 por mensaje y son cargados a la cuenta del teléfono celular.

Otro dato importante de conocer es que el banco advierte que el uso y acceso a esa información es responsabilidad del cliente, mientras que el servicio de mensajería corta es responsabilidad de la empresa de telefonía celular y la información de los saldos es entregada por el banco en cuestión.

Otro ejemplo de banca móvil es el servicio del BCI, el cual cuenta con su propia plataforma web destinada a las operaciones móviles, para lo cual los clientes deben ingresar vía internet desde su celular a bci.mobi, y acceder a este sitio con la misma clave y contraseña que lo hacen a través de la web del banco.