Inicio Noticias Ayuda financiera para las PyME de América Latina

Ayuda financiera para las PyME de América Latina

Compartir

Las PyME son el foco de las Jornadas Latinoamericanas 2014 y son cada vez más importantes para América Latina, pero tienen dificultades para financiarse. Una inyección de capital europeo podría ser la solución.

Las pequeñas y medianas empresas (PyME) son el tema central de las Jornadas Latinoamericanas 2014 (desde el 27/10 hasta el 28/10/2014) en la ciudad de Colonia. Como broche de oro de esta conferencia de dos días, los presidentes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, firmaron un acuerdo para fomentar a las PyME. Cada uno de los institutos bancarios se compromete a poner a disposición 500 millones de euros para proyectos transatlánticos y cooperaciones.

0,,15886061_303,00En el foco de las medidas de impulso a las PyME latinoamericanas están la empresas que hacen un aporte a la protección del clima, ya sea en la producción de energías renovables, en conceptos de movilidad ecológica o en otro tipo de reducción de gases de efecto invernadero.

Ambos bancos deciden independientemente el uno del otro sobre el otorgamiento de los créditos. “Cada banco tiene un procedimiento formal, pero nuestro trabajo conjunto es de larga tradición, y existe una enorme confianza”, explicó Werner Hoyer, presidente del BEI luego de haber firmado el acuerdo. La suma no está acoplada a un plazo determinado. “Dentro de un año haremos un balance, y luego decidiremos si aumentamos esa suma”, añadió Hoyer.

Diferencias en cada país

La clase media es el pilar fundamental de la economía alemana. La pequeñas y medianas empresas generan más de la mitad del total del rendimiento económico de Alemania, y representan casi un 60 por ciento de los puestos de trabajo sujetos a seguros sociales obligatorios. Las PyMe latinoamericanas también son interesantes para Alemania: “Las PyME latinoamericanas ofrecen productos innovadores que también podrían ser interesantes para el mercado alemán”, dijo el presidente de la Asociación Latinoamericana (Lateinamerikaverein), organismo que creó las Jornadas Latinoamericanas en 1923.

“Fortalecer la competitividad”

“Tenemos que dejar el camino de la ayuda al desarrollo y concentrarnos en fortalecer la competitividad de las empresas europeas”, dijo, por su parte, Werner Hoyer, abogando por un nuevo comienzo en las relaciones entre la Unión Europea y los países latinoamericanos.

PymeUna forma de lograrlo sería otorgar créditos a las PyME latinoamericanas ya que, a pesar de su potencialidad innovadora, las empresas latinoamericanas tienen dificultades en cuanto al financiamiento de sus proyectos. Entre ellos, el aspecto más necesitado de ayuda es la capacidad de expansión y, finalmente, el de la internacionalización. Si bien la exportación en las PyME latinoamericanas va en aumento, el porcentaje de ésta es menor que en los países de otras regiones del mundo con un ingreso per cápita similar. Según un estudio del BID, un 13,4 por ciento de las PyME latinoamericanas venden sus productos directamente al extranjero. En Corea del Sur lo hace un 18,9 por ciento. En Tailandia, un 47 por ciento, y en Malasia, un 54,7 por ciento de las PyME.

Malas condiciones de financiación

En Alemania, país exportador por excelencia, un 97,5 por ciento de las empresas que venden sus productos al extranjero son PyME. Pero muchos empresarios alemanes se quejan de que en América Latina no estén presentes los bancos en que confían. “A los bancos privados alemanes les cuesta mucho pensar en términos de globalización”, subraya Hoyer, con lo cual, según él, se dificulta la expansión de las empresas en América Latina.

El potencial de las PyME latinoamericanas, sin embargo, es resaltado por el presidente del BID, Moreno: “Entretanto, casi todos los bancos de la región han identificado a las PyME latinoamericanas como un área estratégica de negocios, pero las PyME todavía siguen pagando intereses mucho más altos que las grandes empresas, en parte, el doble que éstas”, agrega.

El BID parte de que a las PyME latinoamericanas les faltan cerca de 100.000 millones de euros para ser verdaderamente competitivas, suma que de buena tomarían en crédito si las condiciones lo permitieran. Los 100.000 millones de euros del BID y del BEI podrían ser un buen comienzo. Sobre todo si se les diera un nuevo impulso a las relaciones entre la Unión Europea y América Latina, algo adormecidas por el momento.

Fuente: DW.