Inicio Noticias Atención: Nuevo troyano capaz de robar los datos bancarios en línea

Atención: Nuevo troyano capaz de robar los datos bancarios en línea

Compartir

El virus, conocido como Win32/Qadars, centra su actuación en los datos bancarios de los usuarios.

La empresa internacional de antivirus ESET ha sido la primera en dar la señal de alarma ante el auge de la actividad del troyano Win32/Qadars, capaz de robar datos bancarios de los usuarios de la banca en línea.

Concretamente el virus del cual nos alerta ESET es el troyano Win32/Qadars, que se cuela en nuestro ordenador para robar nuestros datos bancarios en el momento que entremos en el sitio web de un banco para revisar nuestras cuentas o realizar transacciones.

Según el servicio de comunicación de la compañía eslovaca, el virus es capaz de superar los mecanismos de protección antivirus más frecuentes, y solo los programas más potentes, o especializados en este tipo de virus, son capaces de neutralizarlo antes de que se haga con toda la información.

El Win32/Qadars actúa como otros troyanos especialmente creados para el robo de información bancaria. El virus actúa introduciéndose en la página web, y utiliza los componentes propios del sistema para evitar las medidas de seguridad y engañar al internauta.

Este troyano es además especialmente fuerte en móviles que utilicen el sistema Android de navegación, ya que utiliza componenes móviles del propio sistema para engañar a usuarios desprevenidos, que entregarán todos sus datos bancarios en línea sin saber que en realidad Win32/Qadars está haciendo una copia que será enviada a una base de datos externa.

Estos datos tienen un incalculable valor, ya que permitirá a los hackers quedarse con grandes cantidades de dinero en poco tiempo. Además, es un sistema muy peligroso ya que no se sabe cuándo han accedido a los datos hasta que roban el dinero, por lo que es una situación potencialmente peligrosa.

Por eso se hace un llamado a los usuarios online de los bancos para que tengan un especial cuidado con sus contraseñas, que las cambien a menudo, y que utilicen siempre las páginas seguras (https//:) para acceder a sus cuentas bancarias.

Los piratas ya están usando de forma activa el troyano para atacar las cuentas bancarias de usuarios en Europa, Asia, Australia y América del Norte, pero en mayor peligro están los usuarios de Países Bajos, que han sido víctimas del 75% de todos los ataques registrados.